Los 8 momentos mas escandalosos en la historia de Daniel Osvaldo

0
455

Pelea con Lamela

Osvaldo llegó a la Roma a fines del 2011. En noviembre tuvo un conflicto que le costó diez días de suspensión y 50 mil euros. Fue justamente con Erik Lamela en el vestuario, luego de la derrota por 2 a 0 ante el Udinese. DaniStone le reclamó el ex River una jugada en la que no se la pasó, y recibió como respuesta un “no sos Maradona”. Tras el comentario, Osvaldo golpeó a Lamela. 

Otra lío en Roma

El segundo episodio también fue en el club italiano, pero esta vez con los hinchas. Luego del receso, Osvaldo volvió de las vacaciones y fue recibido en el entrenamiento por los hinchas entre insultos, reproches y una bandera que decía: “Volver de las vacaciones sin pedir disculpas… Para ustedes el respeto es una cosa desconocida. Indignante”. Si bien el trapo no era exclusivamente para él, DaniStone no tardó en reaccionar. “¡Cuando termino los atiendo de a uno si les parece!”.

Una piña en Inglaterra

Tras su paso por la Roma, el delantero se fue al Southampton de Inglaterra. Osvaldo no duró mucho tampoco en el conjunto dirigido en su momento por Pochettino. En cuatro meses en el club comenzaron los conflictos disciplinarios y más tarde con los compañeros. En este caso se peleó con el portugués José Fonte, y fue suspendido por el club, que sacó un comunicado oficial. “Southampton decidió suspender a Osvaldo porque su conducta no condice con lo esperado de los jugadores”.

Duro con Icardi

Una de las actitudes más recordadas fue la pelea con Mauro Icardi en el Inter. El juvenil no le pasó la pelota en una jugada y decidió tirar al arco, y Osvaldo le gritó: “La concha de tu madre”. El delantero siguió normalmente, mientras que Dani Stone siguió reprochándole. El insulto causó que Mancini lo separe del plantel.

 

Insulto a Icardi

Una chicana para River

Sus conflictos en Europa le quitaron la posibilidad de continuar jugando allí y se le abrió la puerta para venir a Boca. Cuando llegó a Ezeiza, Dani Stone trajo una remera que tenía cinco dedos y, aunque no lo admitió, fue justamente tras la goleada de verano del Xeneize a River.

Pasto para el Chavo

En un duelo ante Estudiantes, Osvaldo tuvo un encontronazo con Desábato, ya que le ofreció pastito y le miró el nombre de la camiseta. El defensor del Pincha manifestó varios días después: “Tuve que contenerme para no romperle la cara”.

Roja en Portugal

Tras su breve paso por el Xeneize, el delantero volvió a Europa a préstamo en el Porto. Jugó 12 partidos y convirtió sólo un gol. Cuando luego de la salida de Calleri se le posibilitó la vuelta a Boca, no dudó. En el último partido se hizo expulsar, otra de sus características como jugador: la cantidad de rojas que recibió en su carrera.

COMPARTIR

comentarios en Facebook