¡La vuelta del Hijo prodigo! Mario Götze volvio a el Borussia Dortmund

0
855

La historia de desencuentros entre Mario Götze y el Borussia Dortmund puede tener un final feliz. El volante, que había dejado el club para irse al Bayern en 2013, concretó este jueves su regreso. ¿Podrá enmendar las cosas?

Publicidad

Mario Götze jugará nuevamente en el Dortmund.

El fútbol, como la vida, está plagado con historias de desencuentros. Lo que ocurre en este mundo tan particular puede llevar del amor al odio en un abrir y cerrar de ojos, y el alemán Mario Götze puede testificarlo. Figura en el Borussia Dortmund, los hinchas que lo idolatraban no le perdonaron su venta al Bayern Munich a mediados del 2013. Incluso uno de ellos llegó a quemar una camiseta suya y publicó el video del hecho. Sin embargo, el fútbol también da revancha y la chance de revertir algunas cosas, y con su vuelta al club confirmada este jueves, tendrá las herramientas para hacerlo.

En 2001, con apenas nueve años, Götze se incorporó a las Inferiores del Dortmund. De allí en adelante fue subiendo por las distintas divisiones hasta debutar con el primer equipo en 2009 de la mano de Jürgen Klopp. Su ascenso al estrellato no tuvo frenos. En la temporada 2010/11 ganó el premio Golden Boy a mejor jugador joven y sólo una lesión en la cadera le quitó continuidad. Fue clave para ganar dos Bundesligas (2010/11 y 2011/12) y la Copa de Alemania 2011/12, aunque cuando estaba a un paso de alcanzar el logro máximo, la Champions League, un anuncio quebró el corazón de los hinchas y su relación con ellos.


Götze fue silbado por los hinchas del Borussia Dortmund

El Bayern Munich, archirrival del Dortmund, confirmó su contratación cuando el Dortmund se jugaba el pase a la final de la Orejona ante el Real Madrid. A Götze lo silbaron en ese entonces y también cada vez que los enfrentó en el futuro. Clasificación a la final mediante, justo se lesionó a días de ese partido, que además el Bayern terminó ganando. Ya en el conjunto bávaro, ganó tres Bundesligas y dos Copas de Alemania bajo el mandato de Pep Guardiola, aunque nunca se convirtió en un imprescindible, más allá de sus números (36 goles en 114 partidos; similares a los de su etapa en el Borussia: 31 gritos en 116 juegos). Justamente ese rol era el que tenía en el Dortmund y por eso apostaron nuevamente por él para luchar palmo a palmo con el multicampeón alemán en la temporada que se avecina. De esta manera, el hijo pródigo tendrá una nueva oportunidad para enmendar las cosas con el club que marcó su vida.

Fuente 90min

COMPARTIR

Comentários no Facebook