La Liga Española menos mexicana de los últimos cinco años

0
164
Publicidad

España era la segunda cuna del fútbol mexicano, al menos, hasta el año pasado. Con el regreso de Diego Reyes al Porto, La Liga se quedará únicamente con tres representantes de cara a la temporada 2016-2017.

Lejos quedaron los tiempos en los que hasta nueve jugadores mexicanos reunían cada fin de semana a un país entorno a sus actuaciones. Hoy, solo Carlos Vela con la Real Sociedad, Guillermo Ochoa con el Granada y Jonathan dos Santos con el Villarreal son los únicos jugadores con actividad en España.

El balompié azteca no ponía tan pocos legionarios en La Liga desde la campaña 2010-2011. Aquella campaña destacó por ser la primera campaña española tras el adiós de Rafael Márquez del Barcelona. Con mínima actividad, un joven e inexperimentado Jonathan dos Santos peleaba por minutos con la escuadra culé, mientras que Andrés Guardado pelearía con el Deportivo La Coruña por un descenso que al final acabó dándose, y finalmente, en el segundo semestre del año, Giovani dos Santos llegaría al Racing de Santander para salvar al cuadro cántabro de la Liga Adelante. Únicamente tres jugadores aportaron aquella temporada.

A partir de esa temporada aumentó el número de mexicanos en España aumentó gradualmente hasta que se llegó al tope de futbolistas aztecas en la campaña 2014-2015. En ese año post Mundial, Guillermo Ochoa llegó al Málaga, así como Raúl Jiménez al Atlético de Madrid y Javier Hernández al Real Madrid; los hermanos Jonathan y Giovani dos Santos se complementaron en el Villarreal mientras que Javier Aquino se fue cedido al Rayo Vallecas. Carlos Vela se mantuvo con la Real Sociedad, al igual que Andrés Guardado con el Valencia y Héctor Moreno con el Espanyol.

Pero los malos resultados de uno y de otro mermaron la confianza de clubes españoles que simplemente dejaron de confiar. El nivel se redujo, y los que antes eran titulares indiscutibles, pasaron a ser suplentes permanentes. Pocos casos dieron la cara y brillaron con sus clubes.

El caso más bajo de representantes aztecas en La Liga se dio con un solo futbolista. Fue Rafael Márquez en la campaña 2005-2006 el único jugador azteca que disputó el torneo español, mientras que un año después, en la 2006-2007 llegó un jugador extra, Guillermo Franco, argentino naturalizado mexicano a defender al Villarreal. Dos y no más.

El cierre de registros aún no está cerrado en España. La vuelta de Diego Reyes a España, ya sea con la Real Sociedad o con el Granada como clubes que se han interesado en sus servicios, podría darse en breve. Por lo pronto, solo tres jugadores defenderán playeras de La Liga, dos de ellos (Carlos Vela y Guillermo Ochoa) con clubes aspirantes al no descenso, y uno más (Jonathan dos Santos) que buscan como objetivo más importante, alcanzar un torneo europeo. Más, imposible.

COMPARTIR

Comentários no Facebook