La historia de como Macri lo echo a El Virrey de Boca

0
163
Publicidad

El entrenamiento vespertino de aquel 28 de agosto de 2014 contó con la presencia de Carlos Bianchi. Esa misma mañana, en su departamento de Avenida Libertador y después de una nueva derrota -en La Plata frente a Estudiantes- Angelici debía pedirle la renuncia por decisión unánime de la dirigencia. No pudo. El prócer tenía ganas y fuerzas para seguir, y le pidió una semana más. Le pidió banca y banco hasta el partido con Vélez, y Angelici accedió. Por eso, cuando se apagaba la tarde, el entrenamiento de aquel 28 de agosto de 2014 contaba con la presencia del Virrey. Pero con lo que no contaba era con el llamado de Mauricio Macri. Esa charla con el presidente del presidente, su principal asesor y fuente constante de consulta, le hizo cambiar de opinión a Angelici. Después, el Tano finalmente convocó a una conferencia de prensa: “El socio nos votó para tomar decisiones, aunque sean difíciles… Hemos decidido rescindir el contrato de Carlos”, comunicó junto a los principales dirigentes. En días así, pues, que los smartphones gocen, por las dudas, de buena señal…

Comentários no Facebook