LA FIGURA de River que esta entre renovar con el Millo o irse a China con Tevez por varios millones

0
284

Mientras Ponzio descansa en Las Rosas con su familia y amigos, su representante avanza para renovar el contrato. Los chinos esperan, pero Leo se quiere quedar.

Los chinos traen millones que pueden ser la solución para clubes que esperan la plata de la TV que no llega, pero al mismo tiempo los dejan sin sus figuras. En este mercado ya se llevaron a Romero de Racing, Tevez también priorizó los millones antes que Boca y a Núñez también se acercaron para tentar a Leonardo Ponzio, el capitán y referente del campeón de la Copa Argentina. Se comunicaron con su representante y se encontraron con una respuesta que están poco acostumbrados a escuchar los hombres de los ojos casi cerrados: el santafesino prefiere renovar su contrato con River antes que mudarse a Asia. Y con esa premisa es que el manager Darío Bombini ya se reunió con Matías Patanian, vicepresidente millonario, para avanzar con el acuerdo para extender por un año más el vínculo que está firmado hasta el 30 de junio próximo.

Transformado en una pieza fundamental y cada vez más reconocido por los hinchas de River, la continuidad de Ponzio es una gran noticia para Gallardo. Si bien se trata del único puesto en el que tiene superpoblación (Arzura, Domingo y Rossi), el hombre que está a un mes de cumplir 35 años es fundamental para darle presencia y equilibrio al mediocampo. Y por más que los chinos lo estén tentando, se mantiene firme en la idea con la que regresó al club hace cinco años: reinstalarse en la Argentina para ver crecer a su hija cerca de sus abuelos y echar raíces acá. Justamente por estas horas, el capitán está en Las Rosas, Santa Fe, adonde nació y adonde están sus familiares y amigos cercanos, adonde simplemente es Leo y nadie lo molesta o lo acosa por una foto o un autógrafo.

“No vamos a tener problemas para renovar, se va a resolver en breve”, confían en el primer piso del Monumental respecto al nuevo contrato para Ponzio. Y de parte del jugador, más allá de la negociación lógica para estos casos, está la predisposición para ponerle la firma a ese vínculo que se extenderá hasta julio del 2018, aunque por su cabeza empieza a rondar la idea de una posible despedida en diciembre del 2017, ya para colgar los botines y descansar. Igualmente, para eso todavía falta bastante. Lo concreto es que -por más que los chinos todavía no pierden la esperanza de llevárselo- el capitán está convencido de que no habrá ninguna carretilla de dólares que pueda tentarlo más que seguir poniéndose la banda roja.

comentarios en Facebook