La dificil Tarea de el Mellizo: ganar partidos importantes

0
161
Publicidad

Seguro que ésta no era la llegada que soñaba Guillermo, en medio de una crisis, con dos clásicos en fila en 96 horas. ¿Pero qué técnico no está siempre preparado para asumir en un contexto como éste? Es lo que le sucede habitualmente a la media y es lo que le pasa al primer gran ex jugador/ídolo de estos tiempos que vuelve a Boca como entrenador. Con un valor agregado a favor: desde hace 20 días que estaba alertado de esta chance, ¿o vamos a ser ingenuos de creer que nadie lo había consultado hasta ahora si iba a querer agarrar?

Guillermo decía en abril del 2007 que iba a volver, como DT, y es un hombre de palabra… Aunque seguro que nunca hubiese imaginado debutar por Libertadores y a cancha vacía (si lo habilitan) y enseguida un superclásico. Tipo pensante, podría arrancar justo en la Copa que tantas veces jugó y ganó. Y no tenía otra que poner la cara ya, aunque fuese sin prácticas encima. ¿O sería distinto con Schiavi, que venía en Reserva? El sentido común indica que el Melli tiene que estar, por su sola chapa y su conocimiento. Porque llega a un equipo al que viene viendo jugar y conoce de memoria. Porque tiene adentro hombres de referencia con los que jugó, hay relación y fue campeón, casos como Tevez, Gago, Cata Díaz.

 

Comentários no Facebook