La conmovedora historia de Santiago,el hincha de Racing que le falta una pierna que se volvio viral en las redes sociales ¡conocela aqui!

0
334

n el último partido de Diego Milito en el Cilindro de Avellaneda ante Temperley se dio una tierna imagen en la tribuna. Sabrina Bonomo, su madre, fue la encargada de arrimarle a los medios más detalles de esta increíble historia.

Santiago frete,el protagonista hincha de Racing que se viralizó en las redes sociales durante el último partido de Diego Milito en el Cilindro de Avellaneda.

Santiago, que utilizó sus muletas de apoyo desde el lateral derecho de la cancha para ver la gran fiesta que se vivía en el campo de juego, tiene apenas diez años y le falta una pierna producto de una malformación genética. Pero esa condición no le impide ver al club de sus amores ni jugar al fútbol en las inferiores del club Unión de Del Viso. Tampoco practicar taekwondo, andar en bicicleta o escalar montañas.

Lo más llamativo de la situación fue que no solo superó por sus propios méritos la barrera de los 1,70 metros que mide el paredón, sino que también tuvo un gran acto de generosidad al ofrecerle a un amigo la otra muleta para que pueda estar a su altura y así disfrutar juntos de un momento histórico.

“Yo estaba viendo a Milito dar la vuelta a la cancha y mi amigo no llegaba, estaba saltando para asomarse. Entonces le presté una de mis muletas para que subiera. Yo siempre me subo para llegar”, dijo el pequeño en diálogo con El Argentino Zona Norte, de Pilar, donde vive con su familia.

Su madre, Sabrina Bonomo, contó más detalles de la historia: “Él va con la pelota a todos lados. Con ese nene son amigos de la cancha. No sabe ni cómo se llama, pero siempre juegan. Los pibes ni miran el partido, es un mundo aparte lo que hacen ellos. Son como 20 pibitos detrás de esa pared de casi un metro setenta. Santi hace rato que se trepa así cuando se le va la pelota o para mirar. El otro nene estaba a los saltos para llegar, entonces él le dio la muleta. Me emocioné y saqué la foto. Y al mismo tiempo pensé, ¡cuidado con las muletas, es el único par que tenemos!”.

La historia de Santiago floreció el año pasado cuando se insertó en el club gracias al programa Racing Integrado y allí sembró una hermosa relación con el plantel, en especial con Milito, quien lo saludó por su cumpleaños con un video.

En ese tiempo, el chico buscaba una prótesis y desde el Ministerio de Salud de la Nación se la prometieron, pero con el cambio de gobierno todo quedó a la deriva.

“Alguien lo grabó en la cancha, el video se compartió y me llamaron porque querían hacerle una nota. Yo decía ‘¿por qué?’, a mí me parece súper normal, pero a los demás no.

Vinieron a entrevistarlo, pusieron mi celular y me llamó gente de todo el país, hasta de Tierra del Fuego, que nos quería ayudar para que pudiéramos acceder a la prótesis. Me ofrecían plata y yo les decía que no porque no tenía ni cuenta bancaria, me tuve que abrir una ese día”, sostuvo Sabrina.

Y continuó: “No es una prótesis que se coloca así nomás, es algo que lleva tiempo, hay que hacer una cirugía. Se demoraron mucho los turnos, cambió el gobierno y chau, quedamos en la nada”.

Sabrina, que está casada con su marido mecánico, no tenía trabajo ni obra social cuando le hicieron la promesa. Ahora, ella inició un emprendimiento personal para poder juntar dinero, mientras que su hijo continúa en la lucha con la única cobertura médica que le llega a través de su pensión por discapacidad.

 

comentarios en Facebook