Julio Ribas: la historia que lo llevo de la cárcel a la Champions

0
185
Publicidad

El polémico técnico uruguayo estuvo privado de su libertad en 2000, dirigió a un equipo ¡por teléfono! y ahora llegó a segunda fase del torneo más importante de Europa.

Julio Ribas es un personaje muy particular del mundo del fútbol. El uruguayo, recibido de técnico a los 19 años, dirigió 12 equipos -entre ellos a la Selección de Omán-, estuvo privado de su libertad, fue entrenador ¡por teléfono! y ahora logró a meter a Lincoln Reds de Gibraltar en la segunda fase de la Champions League. Conocé la historia del hombre que algunos llaman “el Caruso Lombardi uruguayo”.

En 1975, con apenas 16 años, Ribas debutó como jugador de Bella Vista de Uruguay y durante su carrera de 16 años vistió la camiseta de equipos como Nacional, Gimnasia de La Plata y hasta Textil Mandiyú, en Argentina.

Sin embargo, la parte fuerte de su carrera la hizo como entrenador. A los 19 años “el Gladiador”, como lo llaman, se recibió de DT siendo el entrenador más joven en la historia uruguaya. A pesar de su título, recién a los 36 años dirigió un equipo por primera vez: Sud América.

En seis años de experiencia, este particular técnico consiguió ser campeón del torneo de Primera en Uruguay con Peñarol ¡desde la cárcel! El 26 de noviembre de 2000, tras el clásico uruguayo entre Nacional y el Carbonero en el estadio Centenario, los jugadores protagonizaron una pelea generalizada que, gracias a la Ley de Seguridad Ciudadana aprobada en ese entonces para terminar con la violencia en espectáculos deportivos, finalizó con el triste saldo de nueve jugadores y el técnico Ribas presos.

COMPARTIR

Comentários no Facebook