Independiente gano 2 a 0 Velez y esta a dos puntos del puntero ¡ mira los goles y elerror de Assman!

0
206

Con un gol de Ortiz, otro de Rigoni y una gran actuación colectiva, Independiente le ganó 2-0 a Vélez y quedó a dos unidades de la punta. Así, ilusionado, llega al clásico del próximo domingo.

Publicidad

Rigoni marcó el segundo para el Rojo

El fútbol es tan misterioso que sus historias pueden cambiar de eje en apenas 90 minutos. Y a veces, incluso, en mucho menos tiempo. Independiente tardó apenas unas vueltas de reloj para dejar atrás una semana de dudas. Y lo mismo tardó para quedar a dos de la cima de la Zona 1, para mostrar un juego directo y peligroso, para ganarle bien a Vélez, para soñar con el clásico del próximo domingo. Fue 2-0, con goles del Marciano Ortiz y Rigoni. Fue menos de lo que pudo ser… Los de Pellegrino ganaron conceptualmente por goleada.

A Independiente se le dio el partido que pergeñó el DT. Primero por los dos cambios con que había llegado a Liniers, y de los que tanto se había hablado: Aquino y Fernández le dieron cambio de ritmo, sorpresa, frescura. Y segundo porque, salteando la línea de medios, el Rojo empezó a encontrar los caminos para desarmar a Vélez. Una salida de Campaña, taco de Fernández y llegada de Rigoni sirvió de aviso. Un aviso que le llegó torcido a Assmann. El uno ya estaba por entrar en acción.

Independiente se prendió a dos unidades de los líderes Godoy Cruz y San Lorenzo. En cambio, Vélez quedó a seis puntos.

Independiente tuvo el 41,7% de la posesión, pero pateó al arco el doble de veces que Vélez: en 15 ocasiones.

Los cambios le dieron resultados a Pellegrino: tanto Aquino como Fernández resultaron fundamentales en la velocidad del equipo.

Ni Assmann ni Aguerre dieron señales de seguridad en el arco de Vélez. El primero salió lesionado tras el 1-0.

Aunque se crea o no en esa repetida ley del ex, Assmmann fue responsable y víctima en el 0-1. Trató de descolgar un corner y le dejó la pelota picando al Marciano Ortiz. Salió lesionado, con una lesión en el hombro derecho, al parecer por un esfuerzo que había hecho en la jugada anterior al gol.

Independiente no necesitó tener mucho la pelota para ser más ambicioso que su rival. La tocó menos -41,7% de posesión-. Llegó más -15 veces-. Rigoni, a pura velocidad, cerró en el arranque del segundo tiempo una contra letal. En fin, un rendimiento que invita a soñar en el clásico. Jugando así, Independiente no sólo está para discutirle a Racing sobre cuestiones de Avellaneda sino también para decir que el sueño del campeonato sigue vivo.

https://www.youtube.com/watch?v=y7YbbKuzxDQhttps://www.youtube.com/watch?v=y7YbbKuzxDQ
COMPARTIR

Comentários no Facebook