IMPACTO: Conoce la historia del futbolista que jugaba con Neymar y hoy vende FUEGOS ARTIFICIALES

0
664

En Uruguay sorprendió la historia de este futbolista de paso por Peñarol, que cambió su vida por completo y sueña con volver al club que le dio la gloria.

Se llama Matías Mier y lo recordarán de películas como “la vez que marcó a Neymar por toda la cancha” o “el gol que eliminó a un Vélez que jugaba increíble”. Pues bien, una nota del medio Referi de Uruguay rescató a este jugador de la memoria colectiva y contó una impresionante historia sobre su actualidad: se dedica a vender fuegos artificiales en un puesto en la calle.

“Mis padres tienen un puesto de frutas y verduras en Maldonado y ahora por las fiestas se pusieron un puesto de fuegos artificiales que lo atiendo yo. Por ahí vienen los chiquilines y me preguntan si soy yo, qué hago vendiendo fuegos artificiales y algunos se cagan de risa. Pero no es una deshonra y menos para mí que vengo de una familia de laburantes de toda la vida”, cuentó Matías Mier a Referí, sentado en la casa que sus padres tienen en Punta del Este.

El mejor paso futbolístico de Mier, que apareció en las inferiores de Rentistas en la temporada 2005-2006 con apenas 16 años, es su actuación en la Copa Libertadores 2011 la misma que Peñarol definió en Brasil ante el poderoso Santos de Neymar, Danilo, Alex Sandro y Ganso, que hoy despuntan su magia en Barcelona, Real Madrid, Juventus y Sevilla respectivamente.

“Así como el gol a Vélez fue el más importante en mi carrera, el grupo de esa Libertadores fue lo que más marcó. Capaz no teníamos tanto juego pero dábamos el 100%. Todos tenían que correr, podíamos andar mal futbolísticamente o bajos técnicamente, pero no podías negociar correr. Hay partidos que se ganan más corriendo que jugando y eso no viene desde adentro de la cancha, eso se trabaja afuera, desde la unión del grupo. En las prácticas no volaba ni una mosca, estábamos todos muy concentrados”, contó Mier a Referi.

Luego de Peñarol, Mier pasó por Universidad Católica, Santiago Wanderers y el fútbol de Qatar. Ahora, a los 26 años, sueña con volver a Peñarol y revivir aquellos años de gloria. En las últimas semanas, Mier pidió permiso para entrenar con la Tercera de Peñarol donde se contagió del ambiente y le vinieron ganas de quedarse en Uruguay: “Me dieron ganas de venir, me abrieron las puertas de la Tercera y la convivencia con los chicos, el cuerpo técnico y la sanidad fue de novela. Saqué buenas amistades de ahí y dentro de la cancha somos todos iguales. Ver el hambre que tienen por llegar y demostrar, me hizo cargar las pilas. Peñarol me hizo un favor y quiero mi revancha. Yo necesitaba entrenar luego de rescindir en Catar y Tito (Jorge Gonçalves) me dio la posibilidad, porque si no estaba corriendo en los canteros de Avenida Italia. Estoy agradecido con el club y estos chicos de Peñarol tienen un gran nivel, son exigentes y te obligan a mejorar siempre”.

“Me queda mucho por aprender, pero a los 26 años estoy mucho más maduro que cuando a llegué a Peñarol por primera vez. Al Peñarol del segundo semestre le faltaron resultados, pero son momentos y ojalá que a Peñarol siempre le vaya bien, me contraten a mí o no, eso es secundario, la institución es muy grande y se merece estar arriba siempre”, contó. “Tengo muchas ganas de quedarme en Peñarol, pero quiero ganarme un lugar en base a mi trabajo y a mis méritos, no quiero que nadie me regale nada”, cerró.

De marcar a Neymar a vender fuegos artificiales. Todo arde si le aplicas la chispa adecuada.

COMPARTIR

comentarios en Facebook