Gallardo ya esta cansado de esperar a ciertos jugadores ¡mira quienes son!

0
192

Gallardo empieza a cansarse de esperar a jugadores que siguen sin responderle. Las chances se agotan…

Publicidad

El Muñeco ya avisó que los que no demuestren personalidad en lo inmediato no seguirán teniendo oportunidades.

Se le nota en la cara, al tipo. Está cansado, harto de que River sea un equipo presentable por la Copa y que por el torneo local sea el Dorian Grey encerrado en el ático, o el Mr. Hyde que sale por las noches. Está cansado de que River sea una tierra de oportunidades siempre desperdiciadas.

El gesto en la cara de Marcelo Gallardo se fue transformando a medida que pasaron los partidos por el campeonato y la derrotados a dos contra Sarmiento, una más, terminó por pintar un rostro cansado. Porque el Muñeco laburó y laburó para que muchos jugadores terminaran de adaptarse a River, para que despegaran de una buena vez, pero evidentemente con su trabajo no alcanza, porque “también depende de la personalidad de esos futbolistas”. Personalidad. Ese es el punto en el que el técnico de River hace hincapié: la personalidad menguante de jugadores que si fueran gatos ya habrían perdido seis vidas. Y es que el mismo deté lo dijo después del partido contra Sarmiento: “Los que demuestren personalidad van a seguir teniendo chances”. Por la contraria: los que sigan así, dejarán de tener oportunidades con él.

Y más allá de que el técnico no hizo nombres, no parece haber demasiado misterio: Viudez, el Pity Martínez, Bertolo, Driussi, Arzura… Casi todos, además, jugadores que trajo él mismo a River, por eso la bronca tiene un plus.

Ya pasó ese tiempo prudencial que, dicen los que saben, necesita la mayoría de los jugadores que llegan a River, y hay algunos que, a esta altura, ya advierten que probablemente no se adapten nunca. Porque Viudez duró ese cuarto de hora en Asunción, porque el Pity Martínez hace una bien y veinte mal, porque Driussi nunca termina de despegar ni como volante izquierdo ni como volante derecho ni como delantero, porque Arzura tiene pocos minutos pero no los aprovecha sino todo lo contrario, porque Bertolo nunca fue el de Banfield ni siquiera de a ratitos, porque Lucho González mantuvo la clase pero no el despliegue y eso se nota.

Gallardo necesita variantes para la Copa Libertadores, variantes para ese 11 que encontró contra The Strongest y que es una especie de cajita de cristal que no debe romperse por nada del mundo. Jugadores confiables para los compromisos bravos: eso es lo que le hace falta al técnico de River y es lo que no está encontrando en los hombres que viene probando por el campeonato local. “Por ahora estamos esperando”, dice el técnico sobre sus hombres en deuda. “Por ahora”, sí. Evidentemente, no los esperará mucho más: las oportunidades empiezan a agotarse para varios.

Comentários no Facebook