Gallardo entusiasmado: “Les veo cara de revancha”

0
101

Gallardo confía en la rebeldía de sus jugadores para el choque ante Independiente del Valle y prepara un equipo sin el doble cinco para conseguir la clasificación…

Sin título

Tiempo atrás, también en la previa a un momento decisivo, les vio la sangre en el ojo. Ahora nota en el ambiente del vestuario esa bronca contenida para querer enterrar el 0-2 con el que se volvieron de Ecuador. En 48 horas, River se jugará “el partido del semestre”, según lo tituló Marcelo Gallardo, y si en algo confía el entrenador es en sus hombres: “Tengo buenas sensaciones. En la cara de los jugadores veo las ganas de revancha. Este equipo tiene que sacar esa rebeldía que le queda para pasar de fase. Es una situación difícil, pero para nada complicada. Tenemos que estar convencidos de eso”.

Y de lo que parece convencido el Muñeco es de romper con el doble cinco para el partido del miércoles contra Independiente del Valle. Una decisión lógica, teniendo en cuenta que River necesita al menos convertir dos goles (y mantener la valla invicta) para forzar una definición por penales. Para el plantel no hubo 1° de mayo que valga y en la mañana de Ezeiza, el DT probó sin Ponzio y con Mora en el ataque, pasando Driussi a jugar más retrasado sobre la banda izquierda.

Lo que no quiere Gallardo de entrada es poblar el ataque con puntas sino que pretende un juego colectivo ofensivo, con mucha llegada por los laterales. “Acumular delanteros no significa que vas a tener mejor calidad de juego. Para llegar a los últimos metros debemos saber generar. Si no, terminamos con pelotazos de nuestros centrales y ésa no es la idea”, explicó el entrenador luego del empate ante Vélez, y puso como ejemplo el rendimiento que el equipo mostró frente a The Strongest, cuando River ganó 6-0 en el Monumental. Todavía quedan dos prácticas para que se termine de definir la formación que arrancará el miércoles, pero Gallardo ya dio un primer indicio de la idea que tiene en la cabeza. La falta de variantes por el nivel que vienen mostrando varios jugadores no le deja demasiadas opciones para armar su plan. Tendrá que apelar, además de lo futbolístico, a tocarles el orgullo como ya lo ha hecho en otras oportunidades. Para que aflore esa rebeldía de la que habló en Quito y en Núñez para revertir un resultado incómodo ante los ecuatorianos: “Nunca hay que dar por muerto a un equipo que supo dar pelea. Yo creo en esa rebeldía del jugador, que lo sufre y le duele. Si los hubiera visto relajados o sin ganas, sería más preocupante. Pero hay buena energía”.

comentarios en Facebook