Gallardo duro con sus críticos:”Sabía que cuando perdiera algún partido, se iba a atacar esa idea”

0
121

Gallardo sigue apostando por su idea ofensiva pero dejó en claro que, si no da sus frutos, no tardará en variar. “Sabía que cuando perdiera algún partido, se iba a atacar esa idea. No me saca a mí de lo que estoy convencido”, expresó el técnico de River.

Publicidad

Bronca. Ese fue el sentimiento que le dio la derrota 2-1 con Godoy Cruz en el Monumental. “Esperaba tener más control de juego con volantes ofensivos. De tener el control y la precisión para jugar en ataque si la tuviéramos, sufriríamos menos.Estamos en una etapa de funcionar mejor y corregir errores. Más allá del gol que sufrimos, si hubiésemos mantenido los once en cancha, a la larga hubiésemos sido superiores. Ahora, a remar desde atrás. No esperábamos esta derrota. Me dio bronca esta derrota”, expresó Marcelo Gallardo.

Como le sucede a los entrenadores que no pudieron obtener buenos resultados, las críticas caen sobre su planteo ofensivo.“El fútbol nuestro tiene mucha competencia, fricción. Sabía que cuando perdiera algún partido, se iba a atacar esa idea. No me saca a mí de lo que estoy convencido. Tal vez el fin de semana, de acuerdo a los partidos que me toque jugar, vaya tratando de cambiar. Dije que nada es absoluto. Me gusta que mis equipos vayan para adelante. La idea no es correr riesgos. Antes, tal vez nos sosteníamos con altos rendimientos ofensivos y defensivos. Hay que recuperar la pelota rápido. Que los futbolistas estén convencidos y la idea esté aceitada. La vamos a seguir puliendo”, fue su respuesta.

Aunque también dejó en claro que si ve que no funciona, variará el sistema. “Nunca dije que era algo absoluto la idea. Queremos tener la mayor cantidad de jugadores ofensivos con control de pelota. En esa búsqueda sufrimos. Si no tenemos ese control, sufrimos. Nunca dije que nada era absoulto. Cuando tuve que cambiar, cambié. Nunca tuve problemas en hacerlo, de acuerdo a las cuestiones que vea y en cuanto a rendimientos”, dejó en claró el Muñeco.

Y más de su explicación: “Es un período, no digo de prueba porque estamos en competencia, pero a través de los errores debemos mejorar. En el verano nos habíamos fijado una meta de ir viendo cuál podía ser el mejor funcionamiento. Sin ser absolutos, creíamos que era una idea que podíamos tomarla y asumirla como propia. Seguimos en la búsqueda, que los jugadores se sientan respaldados. Tienen mi respaldo absoluto de jugar con una manera que se sientan respaldados“.

Para cerrar, confía en poder revertir la mano en lo que viene. “Es un campeonato corto. A la larga, cuesta recuperar los puntos. Recién empieza. En una zona nuestra donde es más complicada. Donde hay equipos que difícilmente se terminen de soltar solos.Intentaremos el domingo ir a descontar esos puntos, contra uno que ha ganado todos los partidos”, concluyó.

Comentários no Facebook