Gallardo descarto a esta FIGURA para River y las alternativas que busca por si se van Alario y D’alessandro

0
682

Gallardo admitió que ya busca alternativas frente a las posibles salidas de fin de año, aunque descartó que Belluschi sea una opción. Su respuesta a Desábato, los elogios a Ponzio y la presión social: “No es fácil jugar o dirigir acá”.
gallardo-triste-1

Es un problema. Cualquier jugador que se vaya es un problema. Y sobre todo si tiene la ascendencia en el equipo de D’Alessandro o Alario…”.

Núñez, we have a problem. Two problem.

Y sí, Muñeco. No uno: dos. El Cabezón y el Pipa. El ídolo y el goleador.

El más consciente de eso en el universo River es, quién otro si no, Marcelo Gallardo. Y la demostración más evidente de su inquietud por las inminentes salidas es que ante la repetida consulta sobre el futuro del jugador del Inter de Brasil, el propio DT sumó una situación que de sólo mencionarla le provoca escozor a los hinchas: la partida del jugador de los goles importantes.

“Claro que me preocupa si se va D’Alessandro. Cuento con él. Pero es una decisión personal y en el futuro veremos”. Sin rodeos, MG aceptó que la posibilidad latente y a esta altura casi sentenciada lo preocupa. Y antes que eso, lo ocupa. “Trabajamos en silencio para buscar una alternativa en cuanto a las posibilidades que haya”, admitió a un mes del final del año. O sea, salvo que ocurra un milagro, a un mes de la despedida del 22. ¿Y también del 13? Si Alario depende de las vueltas del mercado, lo de D’Alessandro aparece como una cosa juzgada. “Estamos viendo alternativas porque las necesitamos, más allá de que Andrés siga o no”, blanqueó un hiperactivo Muñeco que está acá, allá y en todas partes. Y entre ellas descartó a Belluschi.

El futuro no es todo. El presente también juega para Gallardo. Su presente es el torneo y, más relevante, la Copa Argentina. Y así como dice que “no es un alivio” la eliminación de Boca, repite que quiere ganarla. “Tenemos mucha ilusión de estar en la próxima Libertadores”, se autoexige como animal competetivo que es.

Un animal que en medio de la jungla se puede hacer un tiempo para describirla. “Hay que tener coraje para jugar y dirigir acá. La gente va a la cancha sacarse la bronca que socialmente tenemos y así es difícil jugar. No se soporta una equivocación por tirar un sombrero, una gambeta o un taco. Y salir a jugar con ese temor al repudio es bravo. Por eso hay muchos talentosos que terminan consagrándose en Brasil, Chile o México”, describió en Fox Sports Radio. El asume los riesgos. Se la juega por el juego. Y va a más. “La paciencia que no tiene el hincha la debe tener el entrenador. Mirá las cosas que hace Driussi ahora. Con una confianza plena, hace cosas que nosotros veíamos todos los días en los entrenamientos. En algún momento iba a explotar. El y el Pity son jugadores que de los que no hay en el fútbol argentino”.

Las “situaciones de pánico” que genera el entorno son, para Gallardo, decisivas. “Fijate que en el torneo pasado se veían muchos goles. Ahora los promedios empiezan a apremiar y se arriesga mucho menos”. Y no lo dice por Estudiantes, eh, aunque también le responde a Desábato. “Al final de cada partido hago un análisis y cuento lo que veo. No le miento a la gente. ¿Qué tiene de malo decir lo que vi? Habrá interpretado mal lo que escuchó: no repudié que se tiraran atrás, ésa es la equivocación”.

Para adelante. Así le gusta. Como va River. Como va Ponzio, su emblema. “Cuando llegamos estaba en la tribuna. Tenía barba, los pelos todos parados y una cara demacrada. ¡Era el Náufrago! Su espíritu de competir le hizo ganar el respeto. En River no es fácil dar vuelta situaciones. Y no son muchos los jugadores que lo hicieron”.

comentarios en Facebook