Gallardo cumplio 100 partidos como DT de River y la peor goleada desde que es Tecnico del Millonario

0
221

En su partido número 100 como entrenador de River, Gallardo intentará levantar el nivel contra Colón en Santa Fe, con un equipo que todavía es un enigma…

Publicidad

hí va Napoleón. Napoleón Gallardo en su caballo blanco -con una banda roja- para en este caso afrontar una nueva batalla. La número 100 junto a su tropa, visitando Santa Fe. Ahí va como en tantas otras oportunidades, para afrontar un desafío. El desafío de seguir prendido en el torneo. Y no será en un campo fácil. Será justo en el Cementerio de los Elefantes. El Muñeco procurará salir airoso de este combate, antes de viajar a la altura de La Paz para jugar por la Copa frente a The Strongest. Pero ésa será otra contienda.

Hoy el Muñeco está en un punto en el que no puede pararse y mirar hacia atrás, ver a lo lejos todo lo que ganó: River no para, no da respiro. Y en poco tiempo puede o prenderse en la pelea del campeonato o dejarlo en un segundo plano. En Santa Fe, tendrá una prueba complicada en un momento raro desde lo futbolístico y con varias bajas: con sólo tres defensores (Ponzio pasará a jugar a la cueva) y con un equipo que de mitad hacia adelante es todavía un enigma más allá del posible regreso de D’Alessandro a la titularidad. Será el 100 del Muñe, cifra que sería propicia para un balance de Gallardo como general de este regimiento si no tuviera otra batalla por delante. Un DT que mejoró a River en su desembarco a mediados de 2014, con el peso de suplantar a otro líder como el Pelado Díaz campeón. Vaya que lo logró: maravilló a propios y extraños, mejoró esa versión futbolística y le dio lugar a jugadores jóvenes -como Funes Mori, Kranevitter- y potenció a otros que estaban relegados, como Sánchez. Tres de tantos nombres que ya han partido. Se sabe lo del técnico: dejó fuera de la Copa Sudamericana a Boca. Y cortó la sequía internacional sin títulos después de 17 años. Y fue Rey de América y llegó a Japón y se codeó con el que acaso ya sea mejor equipo de fútbol de todos los tiempos… Todavía no tiene un Waterloo, Napoleón Gallardo, en absoluto. Ni lo quiere tener. En 2016 se puso nuevas metas. Un ciclo nuevo, con cambios de jugadores, pero la misma intención: la conquista de todo. De que River siga creciendo, protagonista en todo lo que juegue, con una idea de juego futbolística que aún debe encontrarse y que no sale tan fácil como en sus primeros tiempos.

Pero la esencia es la misma. En 50, 100 ó 200 partidos. Es ese Gallardo, el que probablemente ni repare en festejar este centenar de veces que se sentó en el banco. No se detiene en eso: esta noche tratará de derribar a un Sabalero para avisar que él y su equipo todavía están vivos en el torneo.

Comentários no Facebook