Gallardo: “Batalla esta preparado para estar en el arco”

0
95

Han pasado pocos días desde su adiós, pero la nostalgia ya es inmensa. El recuerdo está y seguirá latente por siempre. Marcelo Barovero no fue un nombre más dejo de los tres palos de River. Dejó una huella difícil de igualar para quien lo suceda. Sea el juvenil Augusto Batalla o algún otro arquero que llegue como refuerzo. Sin embargo, a la hora de referirse a su sucesor, Trapito no duda sobre el chico Batalla. “Es muy completo. Está preparado física e intelectualmente para ocupar este arco. Deberá tener paciencia sabiendo que tiene 20 años. El desarrollo se va dando semana a semana. No debe entrar en ningún tipo de comparación, que haga su propia historia. Es difícil manejar el entorno acá, pero la gente debe entender que es una nueva historia en cada jugador”, opinó el ya ex 1 del Millo sobre el pibe, quien había considerado a Barovero como “su padre futbolístico”.

Cuatro años, seis títulos y cientos de recuerdos para Trapito. Pero a la hora de elegir uno, no dudo sobre ese 28 de noviembre de 2014. El día en que pasó a la eternidad al atajarle el penal a Gigliotti en el River vs. Boca de la Sudamericana. “Tengo muchas cosas lindas para enumerar que he vivido. Jamás creí que iba a tener recuerdos y momentos tan lindos. Tuve la suerte de hacer la atajada que me marcó para todo el camino”, expresó el arquero. Y ahondando en detalles de aquella jornada, en diálogo con Conexión Riverplatense, agregó: “La decisión del penal fue a último momento. Lo habíamos estudiado. Tuve lucidez. Una cosa es mirar en una computadora en una habitación y otra en un partido con tanta magnitud. Fue una satisfacción muy contenida porque quedaba mucho partido por delante. Se le dio tanta magnitud por el después, por haber superado la serie y haber salido campeón”.

Con algo de tristeza por esta partida, pero considerando que era necesaria, Barovero afirmó que seguirá al Millo a la distancia -¿será desde el Celta de España?- y que se convertirá “en el hincha número uno”. “Me voy feliz, contento y tranquilo de haber cumplido mi sueño. Fueron cutaro años de un crecimiento enorme en lo personal y futbolítico. En algún momento me sentaré y estaré un largo tiempo recordando y se me caerán las lágrimas. Es algo muy grande lo que me ha tocado vivir y la gente también cumplió con este equipo”.

ADEMAS DIJO

La llegada a Núñez:Cuando llegué, el club estaba complicado. Era llamativo encontrar un club tan grande en esa situación. Se veía la falta de infraestructura. Verlo ahora le da más valor a todo lo que hemos lotrado. Era inimaginable que tres años después estuviéramos pelando cosas, ganando y poniendo al club en los primeros puestos. Con el grupo que formamos se notaba que queríamos poner a River en lo más alto”.

De Almeyda, quien lo trajo: “Lo tuve muy poco y es difícil catalogar mi paso con él. Almeyda venía con un desgaste y no pudo hacer todo lo que él deseaba. Pero hasta tenía la locura de decirnos que en los próximos años íbamos a ganar todo”.

De Ramón Díaz: “Me llevo el respeto, la motivación a la hora de encarar, absorver el clima. Nos ayudaba a jugar más tranmquilos. Fue el primer DT que me dio la cinta en este club. Tengo que estar muy agradecido a él a Emiliano Díaz. Crecí muchísimo“.

De Marcelo Gallardo: “Fue la etapa más fuerte e importante. Justo Cavenaghi se tuvo que operar cuando llegó Gallardo y me dio la cinta y confianza. Fueron años de crecimiento y se los debo a Gallardo y su cuerpo técnico. Darle los guantes fue un agradecimiento”.

¿Por qué se va? “Uno necesita en su momento poner prioridades. La decisión la tomé en el 2014, antes de un partido con Estudiantes por la Coa. El fútbol argentino y River tienen un entorno muy fuerte. No te deja disfrutar de ls queñas cosas. No tuve problemas familiares, pasó por cuestiones personales. Necesitaba este cambio. Mi familia creo que me lo va a agradecer. Las semanas de tensión por jugar cosas definitorias son muy lindas, pero desgastantes. Fue una decisión difícil, pero No estaba con la fortaleza para asumir un nuevo contrato con River. Me reprocharía mucho fallarle dentro de la cancha”.

La despedida: “El reconocimiento fue algo muy fuerte. Lo disfruté porque sabía que era mi último partido en esa cancha. El cambio me paralizó. No lo esperaba”.

Selección: “La mayoría de los arqueros que pasaron por River tuvieron la posibilidad d ejugar en la Selección. Siempre tuve la ilusión de atajar, pero no se dio la posibilidad.No hay mejor arco que te deposite en la Selección que el de River. Ahora va a ser aún más difícil estando fuera“.

Su futuro: “Lo decidiré en 20 ó 30 días más. Como todo jugador, uno sueña con ir a Europa”.

COMPARTIR

comentarios en Facebook