Fue estrella de las inferiores de River,lo quiso en Real Madrid y ahora esta sin club luego de buen torneo

0
70

Tras la salida anticipada en Atlético Tucumán, el arquero no se sumó al plantel y aún no tiene club. De buscado por el Real a esta incertidumbre.


He decidido no seguir por diferentes motivos en un club al cual aprecio y voy extrañar”. Así comenzaba el texto que escribió Augusto Batalla para anunciar su sorpresiva salida de Atlético Tucumán, club en el que llevaba seis meses a préstamo y le quedaba otro tanto por cumplir hasta fin de año. Dos años después de que Gallardo lo eligiera para quedarse con el lugar que había dejado Barovero, el arquero vivía una realidad totalmente diferente y optó por cortar su vínculo antes de tiempo. Lo llamativo es que aún hoy, diez días después de aquella despedida, no hay noticias sobre su futuro. Ni siquiera se presentó con el plantel de Gallardo como ocurrió, por ejemplo, con Nicolás Bertolo.

Resultado de imagen para augusto batalla inferiores
Batalla Rusa
Augusto Batalla se mostró en redes alentando a la selección
La recuperación de Cristian Lucchetti y la intención de Ricardo Zielinski de devolverle su lugar en el arco de Atlético fue uno de los motivos (tal vez el principal) que llevó a Batalla a decirle adiós a Tucumán. En el club ya imaginaban esa posibilidad desde que sufrió un desgarro y decidió volverse a Buenos Aires cuando todavía quedaba un partido de Libertadores y otros dos de la Superliga. Incluso, cuando el plantel retomó los trabajos ya no se presentó y luego comunicó la noticia en su cuenta de Instagram. En el medio de todo viajó a Europa, donde habría tramitado su pasaporte italiano, un elemento que puede abrirle otras chances para continuar su carrera allí, como deseaba desde que supo que en River no tendría lugar.

Resultado de imagen para augusto batalla
Así fue la lesión de Batalla
Ocurrio durante el partido contra Peñarol por Copa Libertadores. Fuente: Fox Sports.
Batalla, quien antes de debutar en la Primera de River tuvo una propuesta para incorporarse al Real Madrid, fue una de las grandes apuestas de Gallardo. Confió en él cuando se quedó sin Barovero, pero después incorporó a Lux y más tarde a Armani porque no fue la solución que el Muñeco esperaba. Mezcló algunas buenas actuaciónes con otras que lo marcaron (para mal), como en el superclásico en el que le regaló un gol a Tevez y en la final de la Copa Argentina 2016, donde cometió errores graves y lo salvó Iván Alonso sobre la hora.