Fútbol Argentino

Figura de River de Gallardo que los hinchas de Boca lo felicitan y se lamentan que no jugo para el Xeneiza

“Hay hinchas de Boca que me saludan y me felicitan”
Alario cuenta que los primos hasta se lamentan de que no haya jugado para ellos. “Me salió bien venir a River”, agrega y sueña con un gol mañana: “Sería muy lindo, pero más quiero ganar”.

River Plate’s forward Lucas Alario celebrates after scoring the team’s second goal against Boca Juniors during their Argentina First Division football match at El Monumental stadium, in Buenos Aires, on December 11, 2016. / AFP / ALEJANDRO PAGNI (Photo credit should read ALEJANDRO PAGNI/AFP/Getty Images)

-¿Seguís pensando en los goles que te perdiste en el superclásico en el Monumental?
-Y… Bueno, me pasó esa semana de tener mucha bronca por no haber podido aprovechar esas jugadas, pero ya después di de baja el tema, porque no puedo modificar nada…

-El domingo podés tener la revancha. Y en la Bombonera…
-Ojalá tenga revancha, porque la verdad es que me había quedado muy enojado, ja. Porque no tuve una sola: tuve dos situaciones claras. Una abajo del arco y otra de cabeza que me venía picando. Y las erré a las dos. No sé qué hubiese pasado si convertía uno de esos dos goles, pero creo que se terminaba el partido ahí. Ya está, no se puede cambiar nada, el fútbol es así.

-¿Cuántas veces volviste a ver esas jugadas? ¿Te ponías a pensar “acá tendría que haber hecho esto, acá esto otro”?
-Y… Sí, las miré y me puse a pensar. Creo que la de cabeza la podría haber controlado y tomarme una pausa más. La otra no: era para pegarle de primera, pero me acuerdo que el Gordo (Driussi) tiró el centro y como la pelota venía fuerte me sorprendió y no alcancé a poner el pie para que vaya al arco.

-¿Aprendiste de eso?
-¡Obvio! Esas cosas siempre sirven para el futuro, porque no solamente las cosas buenas te ayudan como aprendizaje: te sirven más las malas para corregir. Yo siempre me fijo y trato de hacerlo. Cada vez que erro un gol lo miro para ver qué pude haber hecho.

-¿Mirás a Boca?
-Generalmente es complicado por los horarios, pero si lo puedo ver lo miro, sí, porque veo bastante fútbol y no tengo problemas en que sea Boca: siempre sirve mirar a todos los equipos por más que se trate de nuestro clásico rival.

-Gallardo de hecho dice que deben mirarlo: no es una opción no hacerlo.
-Sí, yo miro desde siempre la mayoría de los partidos. Me gusta el fútbol y conocer a los defensores para ver por dónde poder sacar más provecho el día que te toque enfrentarlos, por donde los podés lastimar más.

-¿Y cuáles son los puntos débiles de Boca, entonces?
-Después de la nota se los digo, ja, ja. Todavía tengo que estudiar un poco más, je.

-Alguna vez estuviste cerca de pasar a la que hoy es la vereda de enfrente. ¿En todo este tiempo algún hincha de ellos te dijo “tendrías que haber venido a Boca”, como pasó con Salas?
-Me ha pasado, sí. Se me han acercado diciéndome eso, o algo parecido. Y yo me río, ja, otra cosa no les puedo decir.

-¿Lo tomás como un elogio de parte de la contra?
-Y sí, porque son hinchas de Boca. Por lo menos esos no me putearon, ja. Lo tomo con humor y tranquilidad, porque me ha pasado en varias oportunidades.

-¿Qué tan cerca estuviste de ir a Boca?
-Se había nombrado, se decía, sí, pero no pasó nada. No sé qué hubiese pasado si jugaba ahí, pero lo que puedo decir es que desde que llegué acá estoy muy agradecido, a River por confiar en mí, al cuerpo técnico, los dirigentes y la gente: muy agradecido -Te salió más o menos bien la movida, ¿no? -Ja, ja, sí, gracias a Dios, sí. Tuve la suerte de que me salió un poquito bien…

-¿Sentís que tu forma de ser genera que te respeten los hinchas de los otros clubes, incluso los de Boca?
-Bueno, puede ser. Me han parado hinchas de otros clubes por la calle. El otro día antes de venir a entrenar me frenó uno de Huracán para felicitarme. Eso está bueno, que se dé esa situación con la pasión que se vive todo en Argentina. Y me ha pasado que algunos hinchas de Boca me saluden por la calle y me feliciten. No sé si fue irónico o no, ja, pero bueno, no me llevé una puteada. Creo que es porque yo no soy de tirar frases fuertes y hablo con respeto de todos. Siempre prefiero hablar de fútbol, porque soy jugador de fútbol: si hablamos de otra cosa estaríamos haciendo las cosas mal, ¿no?

-¿Soñás con hacer un gol en La Boca?
-Sería muy lindo, pero sobre todo quiero ganar. Ya jugué ahí en el 0-0 que le anularon un gol a Iván Alonso por offside, fue un partido muy trabado y disputado, con pocas situaciones.

-¿Lo imaginás parecido?
-Los clásicos son diferentes, pero muchas veces salen así porque nadie quiere perder… Es así.

-¿Es mejor llegar desde atrás en la tabla, silbando bajito? ¿O tienen la presión de que es la última chance de pelear?
-Nuestro objetivo es sumar la mayor cantidad de puntos y al final del torneo veremos para qué estamos. Obviamente que el partido del domingo va a ser muy importante porque podemos descontarle puntos al puntero y tenemos que aprovecharlo, pero nosotros nos enfocamos partido a partido.

-¿Te habías empezado a poner ansioso por no meterla en un par de partidos antes de Emelec?
-No, no, estaba tranquilo porque sé que de nada me va a servir. Ya me pasó el año pasado. Si no puedo ayudar al equipo con goles tengo que tratar de aportar otras cosas, ya sea en el juego como en el sacrificio, en correr. Así que me tengo que mentalizar en eso: en que si no me toca convertir, debo ayudar al equipo desde otro lado, más allá de que mi tarea es hacer goles, obvio.

-Pero un poco te duele no mojar, se te nota…
-Sí, ja, se me nota bastante cuando estoy fastidioso, lo admito. Pero trato de manejarlo, porque lo importante es que ese fastidio no me juegue en contra.

-¿La racha de Driussi te ayuda a que el gol no dependa sólo de vos?
-Obvio, tenemos varios jugadores para eso. Seba y el Pity están pasando por un gran momento y tenemos que aprovecharlos.

-¿Hay apuesta con Driussi para ver quién hace más goles? Están parejos…
-Ja, ¡no! Para nada, porque esto es un grupo y no importa quién haga los goles: siempre jugamos para que le vaya bien al equipo, que los goles los haga cualquiera. No hay ninguna competencia entre nosotros, ¡de hecho le cedí un penal contra Olimpo! Bah, eso fue porque yo ya había convertido antes, si no, no se lo daba, ja, ja. La verdad es que entre nosotros hay cero egoísmo, eso se nota en la cancha y es bueno para el equipo.

-¿Ya se entienden de memoria?
-Claro, sí, a medida que vas jugando con el mismo compañero te vas entendiendo cada vez mejor. Y con Seba nos conocemos bastante bien dentro de la cancha.

-¿Hablan entre ustedes sobre cómo coordinar ciertos movimientos o sale naturalmente?
-Sí, sí, tenemos charlas. Por ejemplo le digo “mirá, si yo pico para este lado vos andá al otro”, o “si yo voy al primer palo, vos quedate en el segundo”. Son cosas que se hablan antes de los partidos o en la concentración. También sabemos que si uno pica al primer palo es para llevar marcas para que el otro entre solo por el segundo. Todo eso son cosas que se hablan o que se van aprendiendo con los partidos y los entrenamientos.

-¿Como delantero, sentiste mucho la ausencia de Nacho? ¿Qué les puede aportar tenerlo en la Bombonera?
-Mucho. Y sí se siente la ausencia porque es el jugador que siempre saca la pelota limpia desde atrás cuando salimos jugando. Y en este tiempo Nacho ha roto constantemente en mitad de cancha, es clave tener un jugador que rompe líneas con una gambeta o que en velocidad te abre el camino. Además también tiene un muy buen pase, ya sea largo o entre líneas. Es un jugador muy importante para los delanteros…

-¿Mirabas aquel primer River de Gallardo? ¿Lo ves parecido a este equipo?
-Sí, veía los partidos y lo seguía a ese equipo. Era muy bueno, pero compararlo… Lo que destaco de ese equipo del 2014 es algo que a lo mejor a nosotros nos falta un poco, o que no estamos acostumbrados a hacer: es recuperar la pelota más rápido. Aquel equipo apenas perdía la pelota demoraba menos de diez segundos en recuperarla, me acuerdo de un informe que vi en la tele. Presionaban todos apenas la perdían para recuperarla o para que la pelota no saliera limpia. A nosotros nos está costando eso o no lo hacemos muy a menudo, pero en ataque siempre llegamos con mucha gente y generamos muchas situaciones de gol. Encontramos ese funcionamiento que el técnico y nosotros queríamos.

-¿También hay diferencias en la solidez defensiva? A ese River le convertían muy poco.
-Es cierto, esa línea defensiva eran todos de Selección, no podías pasar por ahí. Y si pasabas, algo te llevabas, ja, ja.

-Lo sabés bien…
-¡Sí! Los enfrenté en la Copa Argentina. Jugaron todos los de atrás y me acuerdo que con el Melli (Funes Mori) nos fajamos lindo, ja. Me anularon un gol, empatamos 0-0 y perdimos por penales.

-¿Te ilusiona quedarte hasta el final de la Copa y ganarla de nuevo?
-Bueno, recién vamos por la zona de grupos y tenemos que seguir por este camino para sacar la mayor cantidad de puntos.

-Ya sabés el porqué de la pregunta…
-Ja, sí, pero no sé, no les puedo decir nada porque no sé lo que va a pasar de acá a junio. Y no soy de mirar más allá, trato de enfocarme en objetivos cortos.

-¿Te marean las cifras que se manejan por tu pase, los clubes que se mencionan?
-No, no, porque sería un error y algo malo para mí, no me ayudaría en nada y entonces trato de dejar de lado todo eso.

-¿La pasaste mal cuando llegó la oferta de China?
-Y… Más que nada fue mucha tensión, pero ya pasó. Tomé la decisión y volvería a tomar la misma, no me arrepiento porque estoy a gusto en River, disfruto todos los días.

-¿Influyó la Selección en tu elección?
-Fueron varias cosas que puse en la balanza y la Selección fue una más, pero lo principal fue que estoy muy bien en River.

-Te hubiera gustado que siguiera Bauza…
-A Bauza le estoy muy agradecido, él me llevó a la Selección y me hizo cumplir el sueño que tenemos todos. Después fue rara la forma en la que le tocó irse, pero no puedo decir nada más que eso…

-¿Te gusta Leguizamón?
-Es bueno. Yo a Colón lo veo siempre y él está demostrando partido a partido y me pone muy contento.

-En el club se menciona con un posible sucesor tuyo, como Zampedri…
-Sí, bueno, pero soy jugador, no dirigente, ja, eso ya no pasa por mi lado. Lo que puedo decir es que tiene muchas condiciones y ojalá que le siga dando mucho a Colón.

-Lo insultaste a Chiarini, que te sacó todo contra Sarmiento y después Colón le hizo cuatro?
-Uh… Le mandé un mensaje a Julito después de ese partido de Sarmiento con Colón, ja. Somos amigos y nos llevamos muy bien. Son partidos… Contra nosotros las sacó todas y yo lo cargaba, le decía “hijo de puta, mirá la pelota que me sacaste”. Pero como es un amigo nos reímos.

“En mi casa cocino yo”

-¿Cuánto cambió tu físico desde hace dos años?
-Uh, he cambiado muchísimo. Aumenté cuatro o cinco kilos fácil de volumen muscular y me siento muy bien porque me favorece para mi juego. Trato de seguir mejorando siempre tanto en lo físico, que es muy importante, como en lo futbolístico

-¿El aumento de peso no puede sacarte velocidad?
-Sí, pero eso se entrena. Para eso tenemos un profe que es el que sabe y el grupo de trabajo del cuerpo técnico controla todo.

-¿Seguís una dieta?
-La mayoría de los días almorzamos después de los entrenamientos y eso está controlado por el nutricionista del club. Y él nos da variantes que podemos comer en casa.

-¿Cocinás o delivery?
-Por lo general me cocino yo. Cuando en Colón me sacaron de la pensión me tuve que empezar a cocinar, a rebuscármela. Ahora tengo otras posibilidades, porque cuando empecé me cocinaba arroz, ja, ja.

-¿Qué más hacés cuando estás libre?
-Paso el rato con amigos y a lo sumo salgo a cenar o a tomar algo.

-¿Mirás películas o series?
-Sí, bastantes series. Ahora estoy mirando Vikings, que está muy buena, la recomiendo. También me gustó mucho The Walking Dead, pero la mejor es El Patrón del Mal.

-¿Y cómo cambió tu vida desde que jugás en River?
-Obvio que cambia por jugar en un club tan grande. Te cambia por la exposición y porque tenés más facilidades para algunas cosas, pero yo sigo siendo igual que antes.

-¿Las “facilidades” son un arma de doble filo?
-Sí, pero si uno tiene bien claro lo que quiere, lo puede disfrutar con responsabilidad. Yo tengo los mismos amigos de siempre.

-Por lo simple que sos, ¿te resultaría raro aparecer en revistas o programas de chimentos?
-No me gustaría para nada, obvio. Yo, en ese sentido, soy todo lo contrario.

MAS LEÍDAS

El mejor contenido del Futbol Argentino e Internacional.

Copyright © 2016 Todos los derechos reservados www.lamanodedios.com.ar

To Top