¡Estos son de calidad! Mira la lista de refuerzos de JERARQUÍA que quiere sumar El Melli linea por linea

0
5662

Guillermo le pidió un jugador líder por línea a Angelici, pero esta vez, con más tiempo, la idea es incorporar futbolistas de calidad. El sueño es Gustavo Gómez.

Lanús quiere 4.000.000 de dólares por el 50% del paraguayo. ¿Boca lo comprará?

Ahora los van a traer. ¿Para qué? ¿Por qué no los contrataron antes?”. La frase, de un hincha prototipo de Boca despechado, se repite en cada rincón del país. Pero la vida continúa después del desastre de la Libertadores y Guillermo sueña, de una vez por todas, en armar su equipo con los jugadores que él quiere, con futbolistas que se adapten a la perfección a su sistema y que realmente sean refuerzos, que no les pese la camiseta. Y el Tano Angelici, un presidente que en general abrió mucho la billetera para adquirir refuerzos (con él regresaron Tevez, Gago, el Cata Díaz, Insuarralde y siguen las firmas), ya tomó nota de los pedidos del entrenador. Sabe que las prioridades son un marcador central, un volante y un delantero externo.

“Ya es tarde”, dicen los fanáticos, aun en estado de emoción violenta por lo que ocurrió hace cinco días ante Independiente del Valle. Pero la realidad es que el mercado de pases previo a las semifinales de la Libertadores fue corto y complicado: “Había que resolver todo en 10 días porque debíamos entregar la lista a la Conmebol. Nos pedían cualquier precio y teníamos el impedimento de que no podían llegar futbolistas que habían jugado la Copa”, recuerda un dirigente. Porque Boca, por ejemplo, hizo un intento por Gustavo Gómez, el zaguero que le encanta al cuerpo técnico, pero Lanús hizo valer su chapa de campeón y una oferta de Europa que estaba por llegar. Ahora volverán a la carga por el paraguayo, por el que el Grana quiere 4.000.000 de dólares por el 50%. ¿Y Santiago Vergini que llegó para ese lugar? Es uno más del plantel y ahora es otro de los que arranca de cero.

Lo que ocurrió con el zaguero se repite en los diferentes jugadores que llegaron en este invierno. Darío Benedetto no estaba en los nombres preferidos que le entregó el Mellizo a la dirigencia (Carrillo y Romero estaban antes), pero fue un jugador posible, que podía (y quería) venir en tiempo y forma. Y el ex punta del América no rindió en el partido en Quito (jugando casi de puntero, cuando es nueve) y Gustavo Bou, que llegó como una apuesta, apareció en los minutos finales de la Libertadores, cuando el equipo se incendiaba… Después, regresaron Lisandro Magallán (ahora con la Sub 23) y Gonzalo Castellani (no estuvo incluido en la nómina copera).

La vida continúa. Y Guillermo quiere que sea con refuerzos de calidad.

comentarios en Facebook