En medio de las criticas alguien levanto bandera y lo banco a Borre con una frase tremenda

0
125

“Borré le hará bien a River”
Mauricio Casierra, lateral colombiano de San Martín, banca a su compatriota, con quien jugó en Cali y al que le voy a pedir la camiseta.

Publicidad

No llegaba a los 13 años. Aún así, dividía sus días entre el trabajo, el colegio y, por supuesto, el fútbol. “En la mañana ayudaba a uno de mis hermanos, que es albañil. Después iba a mi casa, me pegaba una ducha y salía para la escuela”, recuerda. Su intención siempre fue estudiar Química, aunque las clases que más disfrutaba eran las de educación física porque “sólo se jugaba a la pelota”. Pero esas ideas se marcharon con las olas del Pacífico que golpean la isla de Tumaco, ubicada en Colombia, donde nació. Y, de inmediato, se abrazó al sueño de ser futbolista.

Mauricio Casierra la tuvo brava. Se crió en el seno de una familia humilde, a la par de sus 19 hermanos. “Somos 20. Después mi papá tuvo otras relaciones y llegamos a ser 28 en total”, aclara. Tres de ellos probaron su suerte en algunos clubes del país cafetero, pero no les alcanzó para llegar a Primera. “Sabía que la realidad de mi familia no me iba a permitir dedicarme a una carrera relacionada a la Química, así que me dediqué de lleno al fútbol. No sólo lo veía como mi profesión, sino que era nuestra salvación”, le comenta a Olé el lateral izquierdo, de 31, que inició su carrera en Once Caldas, y luego pasó a Estudiantes, Millonarios y Belgrano de Córdoba, donde consiguió el ascenso en 2011 al superar a River en la Promoción.

De hecho, tras sus días en el Pirata, el marcador de punta, que hoy será titular en San Martín, vistió la camiseta de Deportivo Cali, donde conoció a Santos Borré, con quien festejó la obtención de la Superliga colombiana. “Es un delantero que le hará muy bien a River. Igual, esperemos que no sea en este partido, ja”, suelta.

-¿Tenían buena relación?

-Siempre. Éramos muy buenos compañeros. De hecho, fui a verlo al hotel cuando vinieron a jugar el amistoso contra Boca. Aproveché y lo saludé también a Lollo, con quien tenemos una enorme amistad. Vivimos cosas muy lindas y, al estar en otro país, quizás ese compañerismo nos lleve ahora a ser grandes amigos.

-¿Apostaron algo?

-Todavía no, ja. Lo que sí le dije fue que se guardara la camiseta porque se la iba a cambiar. Así que, ni bien lo vea, le voy a decir que me la regale… Es más: le voy a sacar dos, porque tengo un amigo en Manizales que es súper hincha del Deportivo Cali y me pidió la de Borré. Si ganamos, por ahí le diga que me invite a cenar cuando juguemos en Buenos Aires, ja.

-¿Estás motivado?

-Y, estos partidos son así: tienen un plus que te invitan a hacer un esfuerzo más. Igual, sabemos de las dificultades por la calidad de jugadores que tiene River, pero ya hemos encontrado algunas debilidades y esperamos poder aprovecharlas.

-¿Como cuáles?

-Tienen jugadores con muy buen pie y les gusta sostener la pelota. Si manejamos la tenencia, les puede costar. Y a diferencia de cuando jugamos en el Bicentenario, vamos a tener a la gente más cerca dándonos energía.

-¿Y para festejar los goles? ¿Se mantiene la coreografía?

-No preparamos ninguna nueva. Con Barceló dijimos de seguir con la misma. Siempre trato de pegar algún bailecito en el vestuario para motivar a mis compañeros, ja.

Comentários no Facebook