Empate que entusiasma a Racing para la vuelta en casa

0
106
Publicidad

El hincha de Racing tiene dos opciones después de ver el partido de su equipo en México. La primera, más sufrida, es poner en la balanza todo lo bueno que hizo el equipo de Sava de mitad de cancha para adelante junto con algunos desacoples defensivos. La otra, mucho más productiva, es ponderar el empate con dos goles de visitante en una tierra tantas veces esquiva para los equipos argentinos, con un 2-2 copado, que lo deja bien plantado para la vuelta contra Puebla en el Cilindro, que definirá quien de los dos avanza a la fase de grupos de la Libertadores.

Porque si bien exhibió flaquezas, Racing también pudo ver por dónde es posible lastimar (y mucho) al conjunto mexicano. El team de Sava tuvo que remarla de entrada porque Alustiza lo clavó de tiro libre cuando apenas iban dos minutos de juego y la pelota se coló por el costado de una barrera mal armada. Sin embargo, lo que padecía atrás lo transformaba en oro adelante: Puebla también se equivocó mucho en la última línea y no tardó en caer el empate de Bou.

Como su equipo, Saja erró pero también acertó. El Chino se comió el amague y lo bajó a Toledo en el área (luego Alustiza cambió el penal por gol), pero también dijo presente para tapar dos mano a mano. Bou, que estaba en una gran noche a pesar del entredicho con Milito, tuvo un par de ocasiones más pero Sava tenía una carta guardada en el banco: al toque de ingresar, Tito Noir ligó un regalito de la defensa del Puebla y mandó a guardar el 2-2 final.

Comentários no Facebook