El Vasco perdió por KO ¡No hay respuestas ni goles!

0
95

Arruabarrena también perdió por KO: con una línea de 5 dibujada y jugadores incómodos como el Cata Díaz, viene probando sin respuestas.

Publicidad

Todo un récord lo del Vasco Arruabarrena en Boca: viene de ser bicampeón y miren dónde está. Y más allá de niveles individuales bajos, queda en evidencia él fue sumando con sus decisiones al barullo general. Por caso, esa línea de cinco que probó en un superclásico y decidió meter nada menos que en esta finalísima, con jugadores claramente incómodos y en roles inoportunos. Como el del Cata Díaz en Córdoba, un stopper/4 bis que se cansó de tirar centros, que quedó dibujado en el 0-2, que se superpuso con Peruzzi (maniatado, sin espacios), que terminó caliente como todo su equipo.

Boca se perdió una gran chance de pegar el despegue en este 2016 y de abrirle la puerta a la Sudamericana de este año. Y perdió con la peor imagen, la de un equipo desdibujado, sin líderes, con el alma por el piso. Y con un entrenador que perdió por goleada, también, el partido táctico: cuando no tuvo la pelota, San Lorenzo les dejó la bocha a los que quería, como ser Insaurralde, el Cata Díaz, Silva, que hicieran lo que quisieran, si total no iban a hacer daño

 

Hace tiempo que no se veía una final con tanta diferencia, con un equipo tan apagado, perdido, deambulando con nombres propios de peso como Tevez/Osvaldo/Gago/Lodeiro. Y mucho tuvo que ver Arruabarrena con los mensajes futboleros, cambiando sistema y figuritas al tun tun, sin encontrar nunca reacción. El Vasco, pese a que venía de un bicampeonato, se sacó un 0 como los goles que viene metiendo su equipo.

Comentários no Facebook