El Sparring que sorprendió a Leo Messi como nunca

0
2306
Messi y Lautaro morales

Lautaro Morales, arquero de Lanús, es uno de los jóvenes que fueron convocados para ayudar en las prácticas al elenco comandado por Jorge Sampaoli

Publicidad

Era un día normal en la vida de Lautaro Morales. El joven de 17 años se encontraba en la sala de kinesiología del fútbol amateur de Lanús, hasta que recibió una noticia que lo descolocó y que le cambiaría la vida por completo.

Mientras se atendía por una pequeña molestia, un dirigente le pidió su DNI (documento nacional de identidad) para realizar un pasaporte y un visado. ¿El motivo? Era uno de los elegidos para viajar a la gira de la Selección argentina como sparring.

Lautaro Morales

“Me puse re contento, tenía una felicidad enorme. Se me cruzaron un montón de cosas por la cabeza. Entrenar con el mejor del mundo (por Lionel Messi) y todos los futbolistas que están jugando en Europa es una linda experiencia. Es algo hermoso”, manifestó, aún incrédulo, este prometedor arquero de la quinta división del Granate.

Lauti, como lo llaman sus amigos, nunca antes había pasado por un combinado juvenil, por lo que no esperaba integrar esta nómina. “Nunca imaginé esto. Poder estar acá, entrenando con esta clase de jugadores”, sostuvo un ilusionado joven en diálogo con Infobae.

Para él esto es un mundo nuevo, debido a que solamente en una oportunidad pudo entrenar con los dirigidos por Jorge Almirón y recién pudo estar en el banco de suplentes de la Reserva un puñado de veces. “Mi objetivo para este año es hacer un buen torneo en mi categoría y pelear el torneo para poder salir campeón. Es lo que más quiero. Hubo un año que salimos segundos, espero que este se nos dé”, confía Morales, admirador de Agustín Rossi y Agustín Marchesín.

Uno de sus principales anhelos durante este viaje era conocer al “mejor del mundo”, como lo calificó a Lionel Messi en reiteradas ocasiones. Y lo cumplió con creces, ya que no solamente pudo cruzar algunas palabras con él, también tuvo la oportunidad de atajar algunos de sus disparos, lo que le valió recibir elogios por parte del hombre del Barcelona.

“Estaba viendo un reducido y me dijeron que tenía que ir a atajarle tiros libres a Messi. Es lo más lindo del mundo que él te patee y poder atajarle. Es hermoso. Nunca me lo voy a olvidar. Todo esto que estoy viviendo lo voy a guardar para siempre en mi cabeza. Estoy muy contento”, expresó lleno de emociones el muchacho nacido el 19 de diciembre de 1999 en diálogo con Infobae.

Prosiguiendo con la anécdota, Morales dijo que “le pude atajar bastante, me hizo sólo cuatro goles. Después, me saludó y me dijo ‘muy bueno, bestia’. Me felicitó por las pelotas que le saqué”. Este portero que arribó a Lanús en 2011 aún no cae del sueño en el que vive en su travesía junto al plantel albiceleste en Melbourne. “Es una emoción enorme, es el mejor. Me felicitó, es un crack”.

 

COMPARTIR

Comentários no Facebook