El Pipino Cuevas recordo su gol a Boca y una anécdota con el Flaco Schiavi (video)

0
970

Pipino Cuevas recordó para Olé su gol a Boca en el Apertura 2004, cuando la Banda ganó 2 a 0. Recordó del Flaco: “Me tomaba del cuello o cosas así”.

El hincha de River asocia fácilmente a Pipino Cuevas con el gol histórico de contraataque contra Racing en el Clausura 2002, que prácticamente definió el campeonato a favor del equipo que dirigía Ramón Díaz. Aunque luego también se potenció en el corazón millonario por un tanto ante Boca, por el Apertura 2004, cuando la Banda ganó 2 a 0 y tras el partido renunció Miguel Brindisi como técnico del Xeneize. El 1 a 0 había sido de la Gata Fernández.

“Fue un gol significativo. Por que yo lo había vaticinado con Costa Febre (relator partidario) que iba a meterla al minuto 45 del segundo tiempo. Fue por ahí que llegó el segundo gol del River (NdeR: a los 44′). El estadio Monumental se vino abajo”, le dijo Pipino a Olé desde Asunción, donde se dedica a la ganadería.

-Cuando hablás con amigos, ¿qué recordás de los superclásicos?

-Y lo que más me causa recuerdo es que Schiavi me quería cagar a patadas y me puteaba todo el tiempo, pero no me podía agarrar porque yo estaba muy bien físicamente. Me tomaba del cuello o cosas así…

-¿Y qué pesa más en vos? ¿El gol a Racing o aquel gol a Boca?

-Fueron goles muy importantes, pero el de Racing fue un campeonato muy importante. Se dieron muchas cosas con ese partido. Me queco con el gol a Racing pero el que le metí a Boca también era definitorio. El 2 a 0 muy importante.

-¿Qué tan importante fue en tu carrera jugar en River?

-El hecho de todo lo que hizo mi madre para que fuera a River fue lo mejor que me pasó en mi carrera. Así, Corea/Japón 2002 vino por añadidura. River me abrió las puertas de la selección. Le metí el gol a Racing y pude ir a ese Mundial.

 

Pipino jugó tres partidos contra Boca: Clausura 2000, en la fecha 11, fue 1 a 1 de visitante, y metió un gol. El segundo fue por la 10ª fecha del Clausura 2001, que River perdió 3 a 0 en la Bombonera, y el último el del Apertura 2004, que fue por la fecha 14.

En el primer partido jugó 34 minutos, en el segundo, 16′, y en el último 14′. Metió dos goles en sólo 64 minutos y nunca fue titular.

comentarios en Facebook