El milagro que “NECESITA” Argentina para clasificar a la siguiente fase en el Sub 20

0
345
Argentina Sub 20

El empate entre Japón e Italia y la victoria de Costa Rica ante Zambia dejaron sin margen al equipo de Ubeda, que el domingo sabrá si accede a octavos o queda eliminado.

Publicidad

La goleada 5 a 0 que el seleccionado argentino sub-20 consiguió en la última fecha del grupo A del Mundial de la categoría que se está disputando en Corea del Sur había reavivado las esperanzas de conseguir un pasaje a los octavos de final del certamen, tras las derrotas ante Inglaterra y el local en las dos primeras presentaciones. El destino del conjunto dirigido por Claudio Ubeda se jugaría en una ruleta en la que dependía de la definición de otras cuatro zonas. Las dos que se resolvieron este sábado fueron adversas para el elenco nacional, que ya no tiene margen: ahora necesita una mano de Honduras y otra de Estados Unidos o Ecuador para avanzar como uno de los cuatro mejores terceros.

En el grupo C, Argentina esperaba que Costa Rica, que solo había cosechado un punto, no venciera a Zambia, que había ganado en sus primeros dos partidos. Pero los centroamericanos, dirigidos por el jujeño Marcelo Herrera, se impusieron 1 a 0 en Cheonan con un gol de Jostin Daly. Los africanos pudieron empatar en el último minuto con un remate de Patson Daka que terminó dentro del arco, pero el árbitro neozelandés Matt Conger anuló la maniobra por posición adelantada tras revisar la jugada en video.

Con este resultado, Costa Rica llegó a cuatro puntos y terminó tercero, con mejor puntaje que Argentina en su zona (finalizó con tres puntos y +1 de diferencia de gol). Por su parte, Zambia ganó el grupo pese a la derrota (Portugal, que venció 2 a 1 a Irán, fue segundo). Negocio redondo para ambos.

Un rato más tarde se definió el grupo D e Italia y Japón hicieron lo que debían hacer para asegurarse la clasificación a octavos: empatar. Los europeos arrancaron con todo y en siete minutos tomaron una buena ventaja, gracias a los tantos de Riccardo Orsolini y Giuseppe Panico, pero los asiáticos descontaron a través de Ritsu Doan a los 22 del primer período y empardaron a los 5 del segundo con un grito del mismo delantero, quien encontró escasa oposición en la poco férrea defensa rival para meterse gambeteando al área y tocar suave ante el arquero Alessandro Plizzari. Luego firmaron un pacto de no agresión.

La igualdad dejó a los italianos segundos, con 4 puntos y +1 de diferencia de gol, y a los nipones terceros, con 4 y -1, ambos clasificados detrás de Uruguay, que empató 0 a 0 con Sudáfrica y se quedó con el primer puesto.

 

Con estos resultados y con Alemania (4 puntos y -1) ya clasificado como mejor tercero del grupo B, a Argentina solo le resta esperar que el domingo los resultados, tan adversos el sábado, le sonrían en el cierre de las dos zonas que todavía deben definirse. En la E, Vietnam y Honduras, los dos últimos, juegan entre sí. A los asiáticos (1 puntos y -4) les alcanza con una victoria por cualquier resultado para asegurarse el pasaje a octavos. Pero un empate o un triunfo de los centroamericanos (0 puntos y -5) por menos de seis goles dejaría al tercero de esta zona en desventaja respecto al equipo de Ubeda. Los protagonistas del otro partido, Francia y Nueva Zelanda, ya están clasificados.

Si la madrugada le obsequiara una esperanza al combinado nacional (los partidos del grupo E arrancarán a las 3 de Argentina), luego necesitaría un resultado más en la zona F: o que Estados Unidos (4 y +1) derrote a Arabia Saudita (3 y -1) o que Ecuador (1 y -1) le gane a Senegal (3 y +1). Los dos duelos comenzarán a las 6.

En caso de clasificarse a octavos de final, a Argentina le tocaría cruzarse con Venezuela o con Zambia. Pero para pensar en ello necesitará primero, al igual que en el Sudamericano de Ecuador, sentarse frente al televisor con los dedos cruzados y esperar una ayuda grande.

COMPARTIR

Comentários no Facebook