El jugador que Carlitos y Boca necesitan

0
201

Con Osvaldo como nueve de referencia, asoma un Boca con Tevez de enganche y Carrizo de 7-11.

Publicidad

El 4-3-3 es inviable en este Boca. En realidad, es un falso 4-3-3, porque funciona mal y de a ratos. Carlos Tevez dejó de ser nueve de área hace un buen tiempo ya: su juego y su cuerpo se amoldaron a otra posición. Los huesos de Carlitos ya no sienten eso de ir a chocar a los centrales rivales… o lo sienten demasiado. Por eso, entra y sale del área, más lo segundo que lo primero, y Boca, entonces, sufre como sufrió contra Unión. Un insólito padecimiento para generar una situación de gol cerca del arquero contrario: son todos tiros de afuera o centros para nadie. El gol que definió el partido el lunes fue un pajar en una aguja: hasta ese momento, el Apache no había visto de cerca la cara de Nereo Fernández.

La presencia de Osvaldo acomoda un poco las fichas. Sin ser Calleri, jugador ideal para los rounds físicos contra los marcadores centrales rivales, Osvaldo se mueve con naturalidad en esa zona. Juega, sí, en puntas de pie, su fortaleza es su talento fino y el toque sutil, también decisivo. Con él, asoma un Tevez ya decididamente de enganche, de a ratos segunda punta, una alternancia posicional que determinará él y sólo él, con la influencia de la visión del Mellizo.

Flotando por ambas bandas aparecerá más seguido Carrizo que Palacios, el jugador a salir, a priori, cuando Dani Stone esté para jugar de entrada. La presencia de Tevez y Osvaldo se ve beneficiada con dos laterales que, según se vio el lunes en la Bombonera, pasan los dos juntos al ataque, abriendo bien la cancha. Y con un nueve es otra cosa…

Comentários no Facebook