El heredero: El Burrito eligio a su jugador preferido de este River porque te gana solo y no vas a creen quien es

0
245

a palabra de Ariel Arnaldo Ortega es sagrada en Núñez. Con sus goles, lujos y gambetas, el jujeño se ganó el respeto de todos los hinchas, al punto de que ocupa un lugar de privilegio: es uno de los íconos más importantes de la historia de la institución.

Publicidad

 

El Burrito le concedió una entrevista a Maratón, programa emitido por la TV Pública, y se refirió al presente del plantel del Millonario: “River tiene jugadores de jerarquía. Se ha reforzado con jugadores de Selección. A Scocco lo conozco de Newell’s y tuvo la suerte de hacer goles. Llegar y empezar a hacer goles te agranda en el buen sentido”.

SI EL PITY SOSTIENE LO QUE HIZO ESTE DOMINGO, AL HINCHA LE DARÁ MUCHAS SATISFACCIONES

 

Pero el exenganche resaltó la actuación que tuvo el Pity, autor del segundo tanto ante Banfield: “Este fin de semana apareció su mejor versión”. Incluso, realizó una advertencia: “Si sostiene lo que hizo este domingo, al hincha le dará muchas satisfacciones. Cuando está bien es diferente, a mí me encanta, pero tiene que sostenerlo”.

A los 43 años, Ortega sigue vinculado con River. Es que se encuentra trabajando como Coordinador del Selectivo Infanto Juvenil: “Estar ahí me encanta, me identifico mucho con los jóvenes. Yo también estuve en la pensión y sé lo que se siente. Que los chicos tengan la posibilidad de nacer en River es diferente. Cuando uno nace en el club tiene otro sabor.Trabajamos todos los días en definición, en cosas en las que uno los puede guiar un poquito. La camiseta de River es sagrada. Desde chico uno tiene que aprender lo que significa jugar en un club tan grande”.

Por otra parte, el Burro repasó algunos momentos de su trayectoria y confesó quién fue el futbolista con el que más se entendió dentro del campo: “Con Enzo (Francescoli). Tuve la posibilidad de jugar bastante con él, me entendía de memoria . Sentía que se la tenía que dar a él”.

Para el exmediocampista, River indudablemente es su casa: “Es el lugar donde siempre me sentí feliz y cómodo, donde hoy tengo la posibilidad de trabajar. Es mi lugar en el mundo. Casi todos los fines de semana viajo a las peñas del Interior y el cariño que me brinda la gente después de haber jugado hace tanto tiempo hacen que me sienta como si siguiera jugando profesionalmente. Me hacen sentir orgulloso”. ¡No te vayas nunca, Burro!

Comentários no Facebook