El entrenamiento secreto con pelotas distintas para Orion y Cpia ¿en que consiste?

0
229
Publicidad

Los arqueros de Boca trabajaron con pelotas de vóley para simular los efectos que hace la de fútbol en la altura. Boca viajará a Santa Cruz primero y recién el jueves, antes del partido, se trasladará a los 3.200 metros de La Paz.

“En la altura la pelota no dobla”. La frase fue patentada por Daniel Passarella, por entonces técnico de la Selección argentina, después de una derrota contra Ecuador en Quito. Más allá de la ocurrencia para desviar el foco de atención, no es ningún misterio que, a la hora de jugar a varios metros sobre el nivel del mar, a los argentinos no sólo los complica el tema de la respiración, sino los extraños efectos que la globa toma en dichas circunsancias.

Teniendo eso en cuenta, antes de viajar a los (incluso más altos) 3200 metros de La Paz para enfrentar a Bolívar, el cuerpo técnico de Boca se anticipó y puso en práctica un método de entrenamiento muy particular. “Practicamos con las de vóley por el peso de la pelota que se usa en la Copa y la movilidad en el aire que tienen en la altura. Este trabajo es simplemente porque jugamos allá. Las pelotas están infladas como las de fútbol”, le explicó a  Juan José Romero, entrenador de arqueros xeneize.

Como en la previa de cada partido de Copa, los entrenamientos se realizaron con las pelotas del torneo continental, que son distintas a las del campeonato local. Pero en esta oportunidad se incorporaron las de vóley, que son más livianas, y al ser pateadas describen una trayectoria similar a la que tendrían las de fútbol en la altura.

Romero contó cómo conoció esta modalidad de trabajo: “En una ocasión me tocó viajar a La Paz con la Selección y en la semana previa al partido, nuestro entrenador de arqueros nos trajo pelotas de voley para practicar. No es ningún misterio, pero a uno le queda en la cabeza todo lo que laburó siendo jugador y por eso hoy los arqueros trabajaron de esa manera”.

Comentários no Facebook