El arquerito que se volvió viral porque le hicieron un gol de caño ¡CONOCE SU HISTORIA!

0
141

Quienes más conocen de fútbol dicen que no hay puesto más castigado que el del arquero. Porque puede pasar de héroe a villano en cuestión de segundos. De atajar un penal en una jugada a comerse un gol insólito en la siguiente. Algo de todo eso le pasó a Tobías Mendoza, un nene de 6 años que se hizo viral luego de que su papá lo filmara mientras lloraba porque le habían hecho un gol “en caño”.

04

El video de un minuto lo muestra al nene en el medio de un llanto desconsolado. “El arquero es lo más aburrido del mundo, tenés que esperar hasta que la pelota venga”, dice entre lágrimas. Sus padres intentaban calmarlo: “Pero si sos el mejor arquero que hay. A ver, decime, ¿cuántos goles salvaste?”.

Nada le importaba: para él, lo peor que le pudo haber pasado es que le hayan hecho un gol “en caño”, como dice casi a los gritos. Pero detrás de ese video que se viralizó y que se comentó en otros países como España y Ecuador, hay una historia.

Tobías ataja en el club Brisa del Sud, en Mataderos, desde que tiene 4 años y su papá Lisandro fue arquero profesional de clubes como Deportivo Español, Atlanta, Temperley y Aldosivi, entre otros. “Yo en realidad no quería que atajara, le decía que mejor sea jugador, pero él nunca quiso, siempre me decía que quería ser arquero como yo y la verdad que mal no le va”, le cuenta a Clarín, algo baboso, por supuesto.

Sobre el video, el papá de Tobías contó que siempre sube diferentes escenas para que las puedan ver los familiares que viven en San Nicolás: “Siempre lo filmo y lo comparto en las redes para que todos puedan verlo. Nunca imaginé que ahora se iba a viralizar”. En YouTube se puede encontrar, por ejemplo, al nene mientras se revuelca por el piso para impedir que el rival meta un gol.

Tobías estaba angustiado porque le habían hecho un gol de caño o “en caño” como expresaba. Pero el papá -un experimentado del arco- le aclaró que eso les puede pasar a los mejores: “La amargura no le duró nada, al otro día volvió a jugar y atajó. Los otros padres le dicen que no se tiene que poner mal y él ya lo entendió”.

Hace poco también se viralizó un gol insólito que le hicieron a Luca Zidane, el hijo del crack francés Zinedine. El chico de 18 años, que ataja en las juveniles del Real Madrid, intentó un despeje que terminó entrando en su propio arco. Ni el apellido lo salvó del papelón.

Pero Tobías, alejado de todo, cuenta que su ídolo es el arquero de la selección, Sergio “Chiquito” Romero, a quien trata de copiarlo, de imitarlo. Dice que siempre va a atajar y promete que no va a volver a llorar. Sueña -al igual que el “uno” de la selección nacional- alguna vez transformarse en héroe.

COMPARTIR

comentarios en Facebook