El Arbitro Rapallini lo suspendió y se juega el lunes a las 19:15

0
67
Publicidad

La incesante lluvia que se precipitó en Buenos Aires hizo estragos en diferentes puntos de la provincia. Y uno de ellos fue el estadio del Millonario. Sí: debido a la intensa cantidad de agua que cayó en los minutos previos al inicio del partido, el debut de River y Quilmes en el renovado torneo local fue postergado. La mano arrancó torcida desde el mismo momento en el que el campo de juego comenzó a acumular agua en diversos espacios del mismo. Ante esa situación, y en medio de un diluvio que parecía no detenerse por un buen rato, el árbitro Fernando Rapallini salió en dos oportunidades a inspeccionar el terreno antes de tomar la decisión en su vuelta a los camarines.

“El partido está suspendido y no se va a disputar, acabo de avisarlo en la oficina de árbitros. A las 18.30, la cancha estaba anegada y a las 18.50, si bien había bajado un poco, había muchos lugares con agua y anegados. Encima, seguía lloviendo”, expresó el referí del encuentro en diálogo con Canal 13. Y, tras ello, reveló el porqué de la demora en comunicar la determinación: “Esperamos hasta recién pero las lluvias persisten y, según el servicio metereológico, lo harán por una hora y media o dos más. La decisión la tomo yo con la terna arbitral. La situación no estaba dada. Había voluntad de jugar, quisimos hacerlo, pero las condiciones de la cancha y las climáticas no estaban dadas: hay mucha intensidad de lluvia e, incluso, descargas eléctricas”.

Finalmente, ya pasados 15 minutos después del horario estipulado para el comienzo, comentó cuándo podría jugarse el duelo: “Estábamos a la espera de ver para cuando lo pasan Podría jugarse mañana, que es feriado. Es posible. Están tratando de reorganizar eso. Podría ser mañana a la misma hora, pero eso no me copete a mí”.

Comentários no Facebook