EFECTO DOMINO. Con la salida de Tevez se abre una grieta para la salida de otros jugadores de Boca

0
628

Carlitos ya está afuera de Boca, a Gago también lo buscan de China, Pavón es seguido de cerca, Benedetto tiene una oferta de 12M y Bou, de 5. Si Guillermo pensaba desconectarse en sus vacaciones…

Hace unos diez días, luego de la derrota contra Boca, Marcelo Gallardo escribió un mensaje en su perfil de WhatsApp (“Que la noticia no tape la historia”) que sirvió para que amigos, familiares, periodistas y todo aquél que lo tuviera agendado en su celular supiera de sus ganas de recuperarse luego de una caída en el clásico y en la previa de la final de la Copa Argentina. Hoy esa misma frase ilustra el nivel de incertidumbre y preocupación de Guillermo Barros Schelotto por la inesperada partida de Carlos Tevez y la gran cantidad de jugadores importantes que tienen posibilidades de seguir los pasos del ídolo. De vacaciones junto a su mujer Matilde y sus hijos Máximo, Nicolás y Santiago, el Melli vive con el celular en la mano. No logra desconectarse. En la tarde de ayer, por ejemplo, no pasó más de cinco minutos sin intercambiar mensajes para seguir de cerca las novedades de un mercado de pases que, por los números que se manejan y las ofertas que empiezan a llegar, pinta bastante complicado para el líder del campeonato. Las noticias que llegan de Buenos Aires, claro, no son las mejores:

“Tevez aceptó la propuesta del Shanghai Shenhua y se va de Boca”.

“Angelici blanqueó que también quieren llevarse a Gago y bromeó: ‘Capaz vamos todos a China, je’”.

“Llegó una oferta importante de la MLS por Benedetto, uno de los goleadores de Boca en el año”.

“El apoderado de Walter Bou maneja una oferta para ahora o para junio”.

“PSG pagaría la cláusula de rescisión de Pavón”.

“El vice de Central blanqueó que se contactaron con Gustavo para reemplazar a Coudet”.

Sí, Guillermo no encuentra paz ni siquiera en vacaciones. Hasta a su hermano le vivieron a buscar. El efecto Tevez parece imparable. Boca cerró el año a todo trapo y lo que tanto temía el mellizo, sucedió: cuando todavía no terminó de digerir la salida de Carlitos, y a falta de seis meses para el final de un torneo que a su vez puede clasificarlo a la Libertadores del 2018, sus mejores jugadores recibieron propuestas para seguir sus carreras en el exterior y las cifras que suenan son, en muchos casos, irrechazables.

Guillermo, dijo Angelici, “chatea” día y noche con él para no perderse ningún detalle sobre el tema negociaciones. Y varias de ellas siguen abiertas: Gago aún no aceptó la oferta para renovar su contrato por dos años más (vence en junio), las partes siguen lejos de llegar a un acuerdo económico y ya hay dos clubes chinos que pidieron cotización. La prioridad de es seguir en Boca, sí, pero los días pasan y el Melli sufre. Sin el 5 y sin el 10, debería refundar un equipo que le llevó 40 partidos encontrar.

El posible adiós de Gago tiene un punto en común con el caso Pavón, otra pieza clave en el esquema de GBS y más todavía tras la partida de Tevez. Si los clubes interesados ofrecen el dinero que comentan, Guille sabe que no habrá manera de retenerlos. Distinto es lo de Benedetto, quien pese a recibir una oferta de 12M de dólares (diez para el club) de la MLS, pidió continuar. “Se queda a pelear el título porque su sueño es salir campeón en Boca. No es todo plata”, le aclararon a Olé desde el entorno del jugador. Y la dirigencia tampoco está dispuesta a largarlo: “Si lo vendemos, tendríamos que salir a buscar a otro 9 de jerarquía sin saber cómo nos va a rendir”. Lo de Bou también es concreto. La oferta es de entre cuatro y cinco millones de dólares, pero la intención es que también siga. El deseo del DT es arrancar la pretemporada el 5/1 con el mismo plantel que terminó el torneo, menos Tevez. Y si llega algún refuerzo, mejor. Lógico: será difícil resolver en qué puesto invertir el dinero hasta tanto no se sepa qué jugadores se van. Y pueden ser varios…

comentarios en Facebook