¡De no creer! Mexicanos ganadores en Río pagarán impuestos por sus medallas

0
74

Los Juegos Olímpicos de Río concluyeron ayer y la delegación mexicana regresa al país con cinco medallas, tres de plata y dos de bronce.

Sin embargo, los cinco atletas condecorados también regresan con la obligación de pagar impuestos por sus preseas y por los estímulos económicos que recibirán de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade).

Misael Rodríguez (bronce, box), Lupita González (plata, marcha), Germán Sánchez (plata, clavados), Ismael Hernández (bronce, pentatlón) y María del Rosario Espinoza (plata, taekwondo), deberán pagar por concepto de impuestos el 20% del valor de sus medallas y el 20% del premio económico de la Conade.

El valor de las medallas

La medalla de oro está valuada en 600 dólares, la de plata en 300 y la de bronce en sólo en 4 dólares, debido a que esta última tiene una composición de 97% de cobre.

La medalla de oro en realidad tiene una composición de 92.5% de plata, 6% de cobre y sólo 1.35% del metal dorado, mientras que la presea plateada se compone igualmente de 92.5% de plata y el resto de cobre.

Por lo tanto, por cada presea de plata los atletas mexicanos pagarán 60 dólares de impuestos y por las de bronce sólo 80 centavos de dólar.

El reconocimiento económico de la Conade

La Conade otorga tres millones de pesos para quien gane medalla de oro, dos MDP para quien gane plata y un MDP por el bronce olímpico, según su oficina de comunicación social.

Así que Lupita González, Germán Sánchez y María del Rosario Espinoza deberán pagar cada uno 400 mil pesos de impuestos mientras que Misael Rodríguez e Ismael Hernández pagarán 200 mil pesos tras obtener el bronce.

“Lo que estarían recibiendo por estímulo económico no se considera un salario, pero se está recibiendo un ingreso, el cual de acuerdo con el artículo 1 de la Ley del ISR debe pagar impuestos. A este estímulo se le considerará como ingresos por adquisición de bien o donativo”, explicó Raúl Carbajal, socio director del bufete jurídico Carbajal Asociados, citado.

Los atletas tienen un plazo de 15 días luego de haber recibido las medallas y los estímulos para informar al Servicio de Administración Tributaria en una declaración y hacer el pago de los impuestos, mismo que es provisional porque dependiendo del régimen fiscal en el que estén los deportistas, el SAT podría hacerles devoluciones.

comentarios en Facebook