De la bala que casi mata sus sueños, a ser el héroe en la Bombonera: la historia de superación de Reynoso

0
217

Emanuel Reynoso, el autor del gol que le dio la victoria a Talleres en la Bombonera, tiene una historia de superación infinita. En el 2014, cuando todos lo tenían como la gran promesa de la T, lo quisieron asaltar, se resistió y los delincuentes le dispararon a la rodilla izquierda. Casi deja el fútbol; este domingo hizo historia.¿

Publicidad

 

La historia de vida de Emanuel Reynoso no es una más, al menos no para Talleres. En Córdoba todos lo conocen: “¿Sabés la historia de Bebelo?”, suelen preguntar los hinchas de la T cuando ven que alguien sigue de cerca a ese morenito de zurda prodigiosa. Bebelo, como le puso uno de sus hermanos, es, desde chico, una de las grandes promesas de Talleres. Categoría 95, hizo casi toda su carrera en la cantera del club de Barrio Jardín, hasta que un día, un maldito día de 2014, casi le ponen fin a sus sueños.

Era un domingo de marzo y estaba comiendo en familia cuando recibió un mensaje de un amigo. Agarró la moto y partió en su búsqueda. Ya en destino, dejó la moto en la vereda mientras charlaba con quien un rato antes le había escrito. Entonces se produjo el episodio que casi termina con su carrera: dos delincuentes lo sorprendieron, él se resitió y le dispararon en la rodilla izquierda, donde descansaba gran parte de su talento.

Gracias a Dios pude convertir en la cancha de Boca, estoy muy contento. Es mi primer gol en Primera, aunque ya había hecho uno en el Argentino A”, dijo Reynoso.

Fueron tiempos duros, en los que hasta se planteó la posibilidad de dejar el fútbol. No sólo por el balazo sino porque a poco de haber vuelto a entrenarse sufrió un accidente automovilístico que retrasó aún más su regreso. Y entonces se fue, se fue y no volvió hasta que Talleres lo fue a buscar. “Tuve un bajón, como todo jugador. Estuve mal por el accidente que tuve. Pero me recuperé y agarré ritmo para jugar al fútbol nuevamente. Por eso estoy muy agradecido a Dios y al club”, le dijo a Mundo D de Córdoba a comienzos de 2016, cuando se preparaba para su reaparición, ya con el plantel de Primera.

Comentários no Facebook