¿Cuantos minutos debe jugar un “crack” del Futbol mundial para comprar un auto?

0
667
Cristiano Ronaldo y su auto

En media hora Messi amortiza su Ferrari. Ronaldo necesita más de cinco horas en el campo de juego por su Bugatti.

Publicidad

Los futbolistas estrellas suelen andan en autos que son la envidia de fierreros. Deportivos exquisitos o sedanes lujosos que van desde Ferrari y Porsche, hasta Bentley y Maserati. Lo que tal vez nunca te preguntaste es cuánto tiempo de partido necesitan jugar para poder pagarlos.

La agencia británica de autos Carspring realizó un informe que revela ese dato, y detalla que por ejemplo Messi necesita estar 31 minutos dentro de una chancha para facturar lo que vale su Ferrari F430 Spider, mientras que Cristiano Ronaldo paga su Bugatti Veyron Grand Sport Vitesse en cinco horas y quince minutos.

Una Ferrari 430 Spider como la de Messi. Tiene que jugar 31 minutos para pagarla.

El que menos necesita es Jesús Navas (Manchester City), pero no porque sea el que más gana, sino porque su auto es un humilde Nissan Micra, modelo que aquí se conoce como March (aunque en Europa es mucho más moderno). El pequeño le demanda apenas 11 minutos de juego, lo mismo que a Carlitos Tevez su Porsche Panamera Turbo S.

En el otro extremo está George Boyd (Burnley), que debe patear más de 45 horas de partido pero cuando sale a la autopista se da un gusto de aquellos: acelera un Mercedes-Benz 300 SL.

 

Más de cinco horas de partido le lleva a Cristiano Ronaldo poder pagar su Bugatti Veyron..

Buffon (Juventus) tiene un Fiat 500 y necesita casi 20 minutos, Thiago Silva (PSG) tiene un Nissan GT-R y lo paga en 22 minutos, Luis Suarez (Barcelona) disfruta un Audi R8 que amortiza en media horita, y el Kun Agüero (Manchester City) en una hora y 17 minutos paga un terrible Lamborghini Aventador.

Otros argentinos son Di María (PSG), que también tiene un Aventador y lo paga en una hora y media de juego, y apenas un minuto más necesita Marcos Rojo (Manchester United) para juntar la suma que cuesta su Mercedes-Benz GLE63 AMG. Romero, por su parte, tiene que jugar tres horas y media para pagar su Lamborghini Gallardo.

Con apenas 11 minutos Navas paga su Nissan Micra. Aquí se llama March, pero se vende la generación anterior.
COMPARTIR

Comentários no Facebook