Crespi agarro el guante y los chicaneo a D’onofrio y Gallardo luego de sus dichos

0
4348

“Quedaron calientes porque vino a Boca”
Crespi dijo que DOnofrio y Gallardo se quejan del cupo de extranjeros porque Olaza, al final, no firmó con River. Y sí, el clima está súper picante.

La Superliga todavía no comenzó pero los cruces entre Boca y River no tardaron en llegar. O en volver. Porque de hecho, últimamente, ya casi que no importa el tema. Siempre la llama está encendida. ¿El último capítulo? Luego de las quejas públicas que hicieron Gallardo y D’Onofrio por el “séptimo cupo” de extranjeros que le concedieron al Xeneize por la lesión de Fabra (lo cual facilita a llegada del uruguayo Lucas Olaza), Juan Carlos Crespi utilizó el derecho a réplica: “¿Por qué protestan tanto? Se quedaron calientes porque Olaza, al final, vino a Boca y no fue a River”, le dijo el dirigente a Olé. Y avivó más el fuego.

 

Sergio Marchi, Secretario General de Agremiados, fue el que encendió la mecha. “El contrato de Fabra queda suspendido por lesión grave. Por ende, Boca tiene un cupo más”, aseguró, aunque también dejó en claro que cuando el colombiano se recupere de la rotura de ligamentos que sufrió antes del Mundial (sería a principios del 2019), Boca deberá “readecuarse” y volver a los seis extranjeros por plantel. Esta decisión de Agremiados, claro, cayó bien en la dirigencia xeneize, que sostiene que el lateral se lesionó en su selección y no en el club (de hecho, como pasó con Gago, la FIFA se hará cargo de su salario).

 

Pero en Núñez la movida generó sospechas . Y salieron al ataque: “Es insólito que hablemos de un séptimo cupo para los extranjeros. Si quieren uno más, que sea igual para todos los clubes. Hagamos un cambio ahora y que todos tengan un cupo más, pero no quebremos el espíritu del reglamento”, dijo D’Onofrio, el presidente de River. Y a Gallardo, cuando le consultaron por la llegada de Olaza a Boca, fue contundente: ”No me llama la atención… Me parece que es algo normal, a veces suceden estas cosas. El contexto de nuestro fútbol siempre es raro”.

 

Pero para Crespi, un dirigente muy cercano al plantel de Boca (estuvo en la pretemporada en EE.UU.), la furia de River también tiene otra razón. Y va más allá de Olaza. “Esto es simple: para comprar tenés que tener plata, gratis no hay nada. Y Boca no sólo tiene un plantel joven y vendible sino que también tiene una buena administración económica”, dijo. ¿Qué tiene que ver esto con su clásico rival? “Ellos no tienen nada de eso. Fijate las edades de sus jugadores. Lo único que tienen para vender es al Pity (Martínez) y no es comunitario. Por eso están nerviosos”.

 

Hace unos días, Crespi también le había puesto picante al superclásico dirigencial. “El presidente de River quiere a Gallardo en la Selección porque no le puede pagar el sueldo”, disparó sobre la chance del Muñeco para suceder a Sampaoli. Ahora, el cruce fue por el cupo. Continuará…