Conoce las otras clausulas Top de la historia del futbol que se pagaron por grandes estrellas del fultbol mundial

0
437

La Juventus, al ejecutar el pago de 90 millones de euros, utilizó la cláusula de rescisión más alta de la historia. recuerda casos emblemáticos: Mijatovic, Ronaldo, Rivaldo y Figo.

Los cláusulas más caras de la historia.

Pedrag Mijatovic, por entonces yugoslavo, era ídolo del Valencia. Metía golazos y muchos lo consideraban el mejor jugador de España. Habilidoso y encarador, con muy buen manejo de pelota, tenía una clase que lo distinguía.

A fines de la temporada 95/96, surgió un rumor: Lorenzo Sanz, presidente del Real Madrid, lo había tentado para sumarse a la Casa Blanca. Los aficionados del equipo che se molestaron, al principio el futbolista dijo que no sabía nada, pero luego se destapó la olla: los Merengues pagaron la cláusula de rescisión de 14 millones de euros, récord para la época, y adquirieron el pase del futbolista, luego vital para ganar la Championes 97/98.

Pedrag no sólo dejó de ser ídolo en Valencia. Lo cuestionaron cada vez que visitó el estadio Mestalla. Además, ese episodio fue el punto de inflexión entre dos clubes cuyas hinchadas se sentían simpatía. Desde entonces, Valencia es uno de los clubes más antimadridistas de España, probablemente la de mayor rechazo junto con Barcelona. Quedó el rencor, al punto de que Roberto Ayala, cuando fue pretendido por el club blanco en el 2002, no pudo pasar porque la directiva del Valencia no podía exponerse a venderle un referente a un enemigo al que la afición no había perdonado.

Mijatovic, del Valencia al Real Madrid en 14 millones de euros, en 1996.

Lo de Mijatovic fue el primer caso de utilización fuerte de la cláusula de rescisión en España, el primer país en aplicarla en el fútbol. Hubo otros ejemplos fuertes, con el último de la transferencia de Gonzalo Higuaín, comprado por la Juventus a pesar del rechazo del Napoli.

Otros casos

Un año después de sufrirlo el Valencia con Mijatovic, el Barcelona vivió en carne propia. Ronaldo, el Fenómeno brasileño, que venía de una temporada 96/97 descomunal con el Culé, fue adquirido por el Inter de Milán en 24 millones de euros, cifra top. El delantero jugaba la Copa América de Bolivia con Brasil y decía no saber nada. La prensa catalana se resistía a aceptar lo que podía pasar, la pérdida de un futbolista al que se había valorado como mejor que Maradona (se recuerda un impresionante gol al Compostela en el Camp Nou). Tenía tan sólo 20 años y el Barcelona sólo lo había disfrutado una temporada…

Ronaldo en 1997 pasó al Inter en 24 millones de euros.

Claro que el efecto devastador de la pérdida de Ronaldo generó un revulsivo inmediato en la directiva del Barcelona. Había que calmar a los hinchas y se buscó a otro brasileño, Rivaldo. Le pagaron la cláusula de rescisión de 24 millones de euros al Deportivo La Coruña, cuyo presidente, Lendoiro, estalló de bronca por perder a su estrella. Los gallegos no perdonaron a Rivaldo, pero el Culé se hizo de un crack que tuvo efecto parcialmente paliativo en aquel verano europeo.

Luego, el muy buen nivel de Rivaldo enamoró a los hinchas. Cinco temporadas permaneció en el club, siempre como figura.

Rivaldo en 1997 dejó al Deportivo La Coruña y pasó al Barcelona en 24 millones de euros.
Aunque tres años más tarde el Barcelona sufrió el golpe más duro de la historia con la cláusula de rescisión: el Real Madrid se llevó a Figo, figura y emblema del Culé, en 60 millones de euros, el dinero más alto pagado hasta el momento por un jugador. Fue una tremenda apuesta del presidente blanco, Florentino Pérez, quien hizo campaña anunciando la compra del portugués. En Cataluña se reían, porque además del dinero se necesitaba la voluntad del futbolista, que no iba a ser capaz de irse al clásico enemigo. Lo que no sabían era que el dirigente ya había firmado un contrato con Lucho. Por eso Florentino decía muy suelto de cuerpo: “Si Figo no viene les pago un año de cuotas a todos los socios”.
A Figo le dijeron traidor. En su primer partido con la camiseta blanca en el Camp Nou no pudo ejecutar algunos corners y hasta le tiraron una cabeza de chancho.
A Higuaín tampoco lo piensan perdonar en el Napoli. Los tifosi le dicen de todo, porque se fue quizás al rival más odiado. Incluso, el presidente De Laurentiis fue muy crítico con Pipita. Esto, pese a que acredita 90 millones de euros, la cifra más alta de la histora pagada en cláusula de rescisión. Gonzalo, como Mijatovic, Ronaldo, Rivaldo y Figo, tomó una decisión profesional. Pese a que sabe que, como a sus colegas, algunos nunca lo perdonarán.
Fuente Ole

comentarios en Facebook