Conoce el día que GAGO anulo al muñeco GALLARDO

0
402

Los dos últimos triunfos de Boca, ante San Lorenzo y Racing, activaron la alarma en Marcelo Gallardo. El entrenador de River, en vísperas de un nuevo superclásico, entiende que el motor del fútbol xeneize es Fernando Gago. En su regreso a las canchas tras su prolongada inactividad por la rotura del tendón de Aquiles, el mediocampista central no pareció sufrir el parate y la falta de ritmo. Fue la figura en los dos clásicos. Su inteligencia táctica y su capacidad técnica sirvieron para oxigenar a Boca, para liberar a sus laderos (Pablo Pérez y Bentancur) y para que Tevez reciba la pelota en una zona donde pueda explotar mejor sus virtudes. En apenas dos encuentros potenció a sus compañeros y elevó el nivel colectivo a partir del pase, capaz de ordenar al equipo y desordenar al rival. De ahí que el Muñeco analice de qué manera intentar taparlo.

Pero hace muchos años ocurrió al revés. El que anuló a Gallardo fue Gago. Sucedió el 31 de enero del 2005 en un Boca-River veraniego en la ciudad de Mendoza. En aquel entonces, un joven Fernando, con apenas 18 años, no se la dejó tocar al experimentado 10 del equipo de Núñez. El Xeneize ganó 2 a 0 y Pintita fue la grata figura de un partido en el que convirtieron Rodrigo Palacio y Pablo Ledesma y en el que jugó también Guillermo Barros Schelotto.

Hasta ese partido, Gago llevaba apenas cuatro partidos en la Primera de Boca. Dos oficiales, disputados en diciembre del 2004 contra Quilmes y Almagro, y dos amistosos de verano, en ese enero del 2005, ante Independiente y Racing. El Chino Benítez, entrenador de Boca, decidió armar un mix entre titulares y pibes para ese superclásico en tierras mendocinas. Y Gago, con la 5 que en ese momento era propiedad de Raúl Cascini, no lo dejó jugar a Gallardo, conductor y capitán de ese River dirigido por Leonardo Astrada. El Muñeco, con una molestia física, duró sólo los primeros 45 minutos en la cancha. Para Olé, Gago fue la gran figura del triunfo y lo calificó con un 9 (el Muñeco se llevó un 5). Clarín le puso un 8 (Gallardo, un 4) y en la crónica del partido expresó: “Boca se hizo fuerte en el medio y el más afectado fue Gallardo, neutralizado especialmente por el pibe Gago”. Con cara de nene, en un vestuario ganador, decía luego del partido: “A Gallardo creo que lo marqué bien. Es un jugador muy difícil de marcar”.

El día después, Olé llevó a Gago al club Parque, de donde surgió, para una entrevista que mereció una doble página. “Esto es lo que siempre soñé”, aseguraba el joven Pintita hace casi 12 años. ¿Podrá decir algo parecido el lunes después del Súper?

COMPARTIR

comentarios en Facebook