Cachetazo Tucumano de KO para el Vasco y su Boca ¡Mira el resumen del partido!

0
75

Boca perdió 1-0 de local contra Atlético Tucumán, sigue sin meter goles y el destino del Arruabarrena ya está sellado: en poco más de tres meses gastó todo lo que había ganado con los dos títulos…

Publicidad

Peor imposible. En poco más de tres meses, el Vasco gastó los dos títulos que tenía en el bolsillo. En tiempo récord. Y lo que era un veranito negro al final fue como fin de ciclo. Armó y desarmó equipos, cambió línea de cuatro por cinco defensores, perdió dos superclásicos, su equipo no metió goles en seis partido y ahora perdió con Atlético de Tucumán de local. El DT tenía el ultimatim del presidente y en lo futbolístico no hubo mejores pese a las variantes. Otra vez sopa con tipos pesados en cancha como Tevez, Osvaldo, Orion, Gago. La gente empujó, alentó, cantó el movete dejá de joder, pero eso no alcanzó y los tucumanos se sacaron la grande después de un error de Cubas y una contra letal en el primer tiempo.

No es cuestión de ningunear el triunfo histórico para los tucumanos, pero acá lo que volvió a sobresalir fue el pobre Boca. Que no fue sopapeado ni desapareció como en la final con San Lorenzo, pero que ni idea tuvo de cómo generarle problemas al rival. Y cuando tuvo oportunidades, poquitas, a Tevez se la sacaron en la línea y Gago falló en el rebote con todo el arco de frente. “Dale que se puede, dale que se puede”, gritaba Arruabarrena cuando se iba en el primer tiempo. Claro que a la actitud hay que agregarle condimentos futbolísticos y a Boca volvieron a faltarles. Y por eso no es casualidad que haya sumado su sexto partido en el año sin goles (dos superclásicos, Estudiantes, Temperley, San Lorenzo y éste).

Pobre Vasco, técnico bonachón que pensaba tener revancha en la Libertadores de este año armando un equipo ya más tranquilo, más seguro de sí mismo con el respaldo de dos títulos, con menos ansiedad y más respaldo. Nadie se imaginaba este momento con dos fechas del torneo jugadas, nomás. Y con el debut en la Copa a la vuelta de la esquina en Cali, luego de visitar a Newell’s el sábado. Peor situación para largar con la Copa, imposible. Necesario, sí, pero demasiado temprano para barajar y dar de nuevo.

Comentários no Facebook