Bomba: Volveria un referente a Chile para salvarlos y volver a llevarlos a la gloria

0
66

Marcelo Bielsa: del trauma en Lille a la posibilidad de dirigir a Chile
El entrenador argentino vive días complejos: el fallecimiento de su amigo Luis Bonini, las dificultades con el equipo francés y un futuro incierto.

Publicidad

Chile
De Marcelo Bielsa dicen que está loco como su apodo cuenta. Lo señalan desde los tiempos en los que dirigía a las inferiores de Newell’s. O incluso antes cuando era el entrenador del seleccionado de la UBA y era capaz de encerrarse en el vestuario con el capitán del equipo para dirimir cuestiones mano a mano. Todos los que lo conocieron coinciden con una frase que alguna vez pronunció Luis Bonini: “Trabajar con Marcelo es ir a la universidad todos los días”.

Bielsa, ese Loco, hoy está roto. Tiene un rompecabezas en el alma. Se acaba de morir su amigo Bonini, preparador físico, compañero de aventuras, socio en las buenas y sobre todo en las bravas.

El Lille, el equipo que lo contrató al principio de esta temporada, señala de modo oficial que el entrenador está suspendido. Se parece mucho a una despedida.

Hay lecturas múltiples respecto de la decisión. La primera cuenta que la sanción obedece a su viaje intempestivo a Chile para abrazar las últimas horas de su amigo. “No hay imágenes al respecto”, le cuenta a Clarín desde Santiago el periodista Cristopher Antúnez, uno de los que mejor conoce el mundo Bielsa en Chile. Es decir: no hay certezas respecto de su presencia. Sin embargo, poco cuesta -conociendo su recorrido y sus antecedentes- determinar qué anda haciendo Bielsa por estas horas.

La segunda interpretación está vinculada con un trasfondo económico: echar a Bielsa de modo unilateral -señalan medios de Francia- le puede costar al Lille unos 14 millones de euros. Por eso lo suspenden: para negociar. El entrenador argentino -quizá preso de otras prioridades- no se expresó aún sobre la cuestión.

En cualquier caso, ante la inminente salida de Bielsa del Lille (en zona de descenso en la Ligue 1), la ANFP que conduce el fútbol de Chile ya expresó su deseo que volver a contar con él como entrenador. Hay consenso del otro lado de la Cordillera de Los Andes: Bielsa fue el que le cambió la cara y la mentalidad a al seleccionado local. Así lo cuenta Ojos Rojos, el documental dirigido por Juan Ignacio Sabatini, Juan Pablo Sallato e Ismael Larraín -estrenado en 2010- sobre ese ciclo que marcó un antes y un después en el fútbol chileno. Llegó a los octavos de final en Sudáfrica 2010, tras unas Eliminatorias de ensueño. Fue la mejor campaña de Chile como visitante en una Copa del Mundo.

Ahora, según contó la tapa del diario El Mercurio y de acuerdo con lo que señalan fuentes de la ANFP, Bielsa aparece como el sustituto preferido. Quieren -desde los medios, desde el clamor popular, desde las autoridades deportivas- que Bielsa vuelva a hacerse cargo de La Roja. La única certeza, sin embargo, es la salida de Juan Antonio Pizzi -también argentino; campeón de la Copa América Centenario en 2016- y la ausencia de un nombre con consenso capaz de reemplazarlo, tras la eliminación de Chile del Mundial de Rusia 2018.


El vicepresidente de la ANFP, Andrés Fazio, ofreció en medios chilenos su mirada y su expectativa respecto de este escenario: “Ante esta situación, se abre la posibilidad de que don Marcelo Bielsa sea un candidato muy fuerte para asumir la dirección técnica de Chile. Es un hombre interesante, por supuesto, para hacerse cargo de nuestra Selección”. Queda claro, según le cuentan a este diario desde la capital chilena: “Todo depende de lo que decida Bielsa”.

Mientras tanto, el Lille, presidido por el luxemburgués -nacionalizado español- Gerard López, ya confirmó una comisión técnica en reemplazo de Bielsa. Está compuesta por Fernando Da Cruz, Joao Sacramento, Benoit Delaval y Franck Mantaux. El club del norte de Francia -penúltimo con apenas 12 puntos en 13 fechas- informó en un comunicado que esta comisión “está inmediatamente operativa y dirigirá provisionalmente el primer equipo”. No hace falta conocer en detalle la intimidad de Les Dogues -como les dicen en Francia- para saber que ese mensaje es la antesala de un fin de ciclo.

Desde el lugar de los hechos, el diario L’Équipe señaló que la “la suspensión temporal” del técnico rosarino anunciada el miércoles responde a la estrategia de intentar demostrar que el técnico fue negligente en sus funciones. La búsqueda de la conducción del Lille es clara: ahorrarse millones en indemnización.

En cualquier caso sólo falta que se exprese el principal de los protagonistas de la cuestión:Bielsa. Por un rato, deberá desnudar su mundo de misterios.

COMPARTIR

Comentários no Facebook