BOMBA. Guillermo hablo si habra o no sanciones y castigos a Centurion

0
747
Centurion sufreuna lesion

Guillermo le bajó un mensaje claro a Centurión el día después del accidente. “Lo hablamos cuando llegó y ahora”, contó el DT, y confirmó que no habrá castigo.

Boca hizo fútbol bajo la lluvia (Jorge Sánchez).
Publicidad

El temporal parecía que dejaba de ser. Se había aplacado, amagó a desaparecer, recrudeció con el correr de las horas. Lo que millones de argentinos vivieron ayer, esta vez, estuvo en la línea de lo acontecido en el microclima del Mundo Boca de los últimos 60 días. Tras la eliminación con Independiente del Valle y el arranque con Lanús, la victoria en un amistoso revalidó que el camino es largo y el crédito para el proceso sigue abierto. Pero la tormenta y el viento las acercó Ricardo Centurión: su accidente a la salida de un boliche fue la chispa que alteró la Bombonera y alrededores.

De adelante para atrás: desde el plano futbolístico, el hecho no traerá repercusiones. Así lo explicó Guillermo Barros Schelotto en diálogo con Olé .

-Cuando decidieron traer a Centurión, ¿sabían que podía pasar algo como pasó el otro día?

-Uno supone que no por lo que había hablado con el jugador. Cuando venís a Boca tenés que ser responsable las 24 horas del día. Le tocó vivir una circunstancia de un choque en un día libre en la que no tenía nada que ver con Boca. Pero cuando sos jugador de Boca, lo sos las 24 horas. El jugador de Boca debe entender que son las 24 horas para Boca -¿Lo hablaron con él o lo piensan hablar? -Lo hablamos cuando llegó, lo hablamos hoy (por ayer): las 24 horas para Boca.

-¿Puede tener una consecuencia deportiva en el corto plazo?

-No, porque te reitero: no fue una falta.

La cantidad de veces (cuatro) que Guillermo explicó que pertenecer a la institución requiere profesionalismo total no fue editada -pese a la repetición- porque ahí se encuentra la esencia del mensaje. Traducción: lo importante es ser y parecer. Centurión no infringió ninguna norma interna (como sí lo hizo Daniel Osvaldo en reiteradas oportunidades y por eso le marcaron el camino de salida) y no es merecedor de una sanción deportiva. Probablemente, si el mismo hecho hubiera sucedido en cualquier otro equipo, la repercusión hubiese sido a la altura del club. Pero fue en Boca. Y lo importante es que el jugador lo entienda. Al menos, desde los hechos, lo hizo. No sólo le ofreció disculpas a sus compañeros por lo acontecido: también lo hizo (tal como reconoció posteriormente) con el entrenador de Boca. En pocos días tendrá una charla más: cuando el presidente Daniel Angelici regrese al país, se juntará para hablar con él, interiorzarse de lo sucedido y explicarle que no puede poner en juego la imagen del club.

Durante la mañana en el complejo Pedro Pompilio, al jugador se lo notó apagado, sin la chispa de los primeros días en el lugar en el que había llegado “a cumplir un sueño”. En el 10 contra 10 planteado por el cuerpo técnico estuvo lejos del nivel que lo llevó a ser una de las figuras en el último compromiso en Chaco. No le cambia la ecuación a los hermanos platenses: lo siguen viendo como posible titular para el encuentro del domingo con Belgrano. Saben que la cuota de desequilibrio que Pavón aporta por la derecha la puede duplicar el ex Racing con su aporte por la izquierda. Así lo habían pensado, así lo ejecutarán salvo cambios de último momento. Aunque Centu se haya manejado mal…

Comentários no Facebook