Boca ya tiene el tercer refuerzo para su delantera

0
3007

Guillermo Barros Schelotto ya tiene otro refuerzo. Se trata de Darío Benedetto, quien firmará su contrato con Boca en los próximos días para transformarse en una alternativa en el ataque. El delantero, surgido de las Inferiores de Arsenal de Sarandí, había perdido la titularidad en América de México (está cerca de comprar a Silvio Romero y pensaba incluirlo como moneda de cambio en el draft de mañana) y tenía decidido llegar a Brandsen 805 para cumplir su sueño de jugar en el club de sus amores. “Entre los clubes se pusieron de acuerdo. Sólo resta la firma, pero ya me quedo en la Argentina porque está todo cerrado. Va a ser un sueño jugar al lado de Tevez”, confirmó el delantero en Fox Sports. Boca le comprará el pase en una cifra cercana a los dos millones de dólares y encontró facilidad de pago por parte del equipo mexicano. Eso, sumado a la negativa de Guido Carrillo (el centrodelantero que prefería Barros Schelotto) de llegar a préstamo desde el Mónaco, aceleró el proceso para contratar al goleador de 26 años que marcó 49 goles en tres temporadas en el fútbol azteca, en donde jugó en Tijuana y fue bicampeón de la ConcaChampions con América.

Su apellido ya había sido relacionado con Boca en enero, cuando el club se desprendió de Jonathan Calleri. Benedetto se realizará la revisión médica y comenzará a trabajar en la pretemporada con el resto del plantel en Ezeiza, en donde desde ayer se entrena todo Boca. Con él y con Walter Bou a disposición, el Mellizo da por cerrada la puerta para los hombres de área (¿se olvidan de Wanchope Ábila?), ya que en la consideración sigue estando Tevez por sobre cualquier otro. “Podemos jugar con el que llegue y Tevez al lado, o que Tevez se mantenga de nueve de área y el que llegue se mueva en un costado. Es importante incorporar futbolistas que puedan desarrollar su juego en las tres posiciones del ataque”, le había adelantado Barros Schelotto a Clarínhace semanas. Ahora, el DT pretende que se sumen uno o dos extremos. Por eso, Boca inició gestiones por Lucas Melano (juega en Portland Timbers y el club debe negociar su salida con la Liga de Estados Unidos), pero no descarta otras opciones como Oscar Junior Benítez y Cristian Espinoza (Huracán pretende demasiado dinero por él). Además, como extremo se sumará Héctor Tito Villalba, ya que en San Lorenzo lograron acercarse a las pretensiones de Nicolás Blandi (el club de Boedo se quedará con el 100 por ciento de su pase) y así se liberará a Villalba (Boca accederá al 50 por ciento de su ficha) para que se sume al plantel.

Con Fernando Zuqui, Bou y Benedetto, en el club saben que ahora deberán resolver las negociaciones más complejas. Hoy habrá otra reunión con Lanús por Gustavo Gómez, pero desde el Sur ya avisaron que no paran de llegarle ofertas de clubes de Europa, por lo cual será difícil competir para quedarse con el defensor paraguayo. ¿Y Guido Pizarro? Si se cae lo de Gómez, Boca estaría dispuesto a pagar cinco millones de dólares por él. El técnico fue claro: necesita alguien que haga jugar a Boca. Los delanteros para hacer goles ya los tiene.

COMPARTIR

comentarios en Facebook