Blandi le hizo goles a todos los grandes menos a River ¿Se lo hará este fin de semana?

0
180

Blandi le hizo goles a casi todos los grandes y también al eterno rival, Huracán. Ahora toca River, el que le falta: “Ojalá venga el gol, pero sobre todo otro triunfo”.

Publicidad

Sin título

No quedan dudas de que en San Lorenzo su ciclo fue de menor a mayor. Es cierto que tuvo un arranque auspicioso marcándole un tanto a Racing en su segundo encuentro con la casaca azulgrana y un doblete a Central un par de semanas después. Pero luego fue perdiendo terreno y quedó relegado en la consideración del Patón Bauza. De hecho, se fue a buscar minutos al Evián de Francia durante un semestre del 2015, pero tampoco alcanzó demasiada continuidad en el Viejo Continente. La llegada de Pablo Guede renovó las expectativas de Blandi. El flamante DT apostó por él de entrada, le dio confianza, y el delantero le pagó con goles, siendo hoy el máximo artillero azulgrana en el torneo con cinco festejos.

Pero hay más, porque al ex Boca no lo achican los rivales de peso; al contrario, lo motivan. Desde su llegada a Boedo, le marcó a la Acadé en sus primeros días, también festejó ante su ex, en la Supercopa Argentina cuando el CASLA se coronó en Córdoba a principios de este año, convirtió el del triunfo en el clásico ante Huracán y el último fin de semana ante Independiente, en Avellaneda. Sólo un grande no fue víctima de sus goles: River, equipo al que el Ciclón recibirá el próximo sábado desde las 17.45. “Para mí es importante que el equipo gane para seguir peleando arriba. Lo tomo como un partido más de los que tenemos que jugar. ¿Me falta hacerles un gol? Bueno, ojalá que el sábado pueda convertir, pero principalmente que San Lorenzo consiga otra victoria”, deseó.

Más allá de sus tantos, Blandi tiene otro mérito: captó al pie de la letra la idea de juego de Pablo Guede; se adaptó enseguida al cambio y hasta lo aprovechó para, de la mano del equipo, levantar su rendimiento. Así fue que en el derby contra el Globo logró ponerle el moño a una jugada ensayada una y mil veces durante la semana previa y le rompió el arco a Campaña como frutilla del postre de un gol que aplaudió hasta Guardiola en Múnich, tras 12 toques y triángulos con el tercer hombre para tener siempre más de una opción de pase.

Ojo, San Lorenzo anduvo a los ponchazos hasta hace un tiempito, lo que le costó la temprana eliminación de la Libertadores. Pero logró salir de esa meseta en la que había caído… Ya lleva cinco triunfos al hilo en el torneo local, algo que no ocurría en Boedo desde el Apertura 2008 con Miguel Russo como DT. “Eran cinco partidos muy complicados y por suerte logramos sacarlos adelante. Ahora nos tocan otras tres finales”, destacó Blandi. Mientras que trató de encarar con calma la etapa cúlmine del torneo: “¿Máximo candidato? No sé. La verdad es que nos sentimos muy bien, tenemos muy claro a qué jugamos y sabemos que si seguimos así tendremos muchas chances de jugar la final”.

Comentários no Facebook