Bentancur se asienta como titular para hay dos gigantes de la Seria que pagarían mas de 10 millones por el Uruguayo

0
204

El uruguayo es la nueva carta que piensa Guillermo para este semestre, pero Boca tiene una oferta de 14.000.000 euros del Milan, que lo quiere ya mismo. La Juventus, con prioridad para comprarlo, presiona. Hoy, el pibe de 19 años va de entrada.

Bentancur habló de todo con Olé,
Publicidad

Es la Bentancur del siglo. Una de las mejores transferencias de la historia contemporánea del club, y más atrás también. Un juvenil de 19 años y menos de 50 partidos en Primera que prometió mucho más de lo que mostró y se va a Europa a cambio de 14 millones de euros (cerca de 15,5 de dólares). Que otros jugadores fueron vendidos en cifras superiores es tan o más cierto como que todos ellos pegaron el salto grande siendo titulares indiscutidos, figuras, los mejores en sus puestos. El caso de Rodrigo Bentancur es diferente a todos. Sí, la joyita de la cantera, el “jugador a vender” de los últimos dos mercados de pases, podría jugar hoy su último partido con la camiseta de Boca para convertirse en refuerzo del Milan, que el viernes envió una oferta y espera una definición para antes de esta medianoche. Un negoción para todas las partes, menos para Guillermo.

¿Qué falta para que se resuelva el pase? Además de una cuestión de papelerío, que la Juventus, club con prioridad de compra, responda antes de ese plazo si iguala la oferta o da el visto bueno para que una de las piezas fundamentales para los Schelotto se incorpore al conjunto rossonero. Desde Milán fueron tajantes: si Boca da vueltas, el club recientemente adquirido por un grupo empresario chino comenzará a negociar por otro futbolista. Si llegara a cerrarse el acuerdo, sería una de las mejores ventas de Boca de todos los tiempos: el Real Madrid pagó 27M de dólares por Gago en 2006, Valencia puso 18M por Banega en 2007 y el Corinthians 16M por Tevez en 2004 (el grupo que lo compró decía que había puesto 22).

Bentancur jugó ayer para los titulares en la práctica en Casa Amarilla y esta noche irá de entrada en el amistoso ante San Lorenzo en La Plata, pero sus horas por la Ribera ya están contadas. Porque, al parecer, el esfuerzo que podría hacer la Juve no estaría a la altura de la estrafalaria suma que ofrece el Milan, que hace diez días le sopló a Boca a Gustavo Gómez (pagó nueve millones de euros) y está a una firma de llevarse al crédito de Nueva Helvecia (Uruguay). La Vecchia Signora, que en 2015 había pedido incluir a Bentancur en el plan canje por Tevez, habría ofrecido un adelanto de 4,3 millones de euros y pagar el resto de la ficha dentro de un año, dejando al charrúa en el Xeneize hasta junio del 2017. Y si bien presiona para no perder la pulseada, su suerte ya estaría echada. Esa es, claro, la propuesta que más le cierra al Mellizo, quien considera a Bentancur un jugador clave en el medio. Salvo que desde Turín saquen a relucir su buena voluntad para ceder a Tevez en 2015 y Boca termine aceptando su oferta. “La propuesta es formal, concreta y muy buena, pero va a terminar de cerrarse la semana que viene”, le confiaron a Olé desde la CD xeneize. Desde el entorno del volante, en tanto, también saben que el mail llegó a las oficinas de Brandsen 805 y sólo esperan el OK de Boca para firmar todo. El contrato con el jugador, de hecho, ya está acordado de palabra: sería por cinco temporadas y se habla de una cifra cercana los 1,5 millones de euros por año. Luego habría que ver si Bentancur forma parte del plantel Vincenzo Montella o es cedido a otro club para que vaya adaptándose al Calcio.

El uruguayo fue el pollo del Vasco Arruabarrena (lo hizo debutar en febrero de 2015) y de Guillermo, aunque con ninguno de los dos técnicos terminó de afianzarse. Con el Vasco jugó 15 partidos de titular y con el Melli, cinco, pero siempre lo siguieron desde afuera. Vino el Madrid y casi se va. Vino el Manchester City y no llegó a la cantidad pedida. Vino el Inter y no hubo acuerdo. En su currículum personal figuran 41 partidos oficiales, un gol (a Newell’s) y un pase atrás ante el mismo rival de hoy que a Boca casi le cuesta un título. A los tres días asumió GBS y lo puso de entrada en el Monumental, pero casi no pudo disfrutarlo. Un esguince de rodilla ante Tigre, en abril, lo alejó un mes de las canchas y volvió para los últimos cinco juegos del semestre. Esta vez arrancaba por encima de todos, pero quizá ni llegue al comienzo del campeonato. Posiblemente esta noche ante el Ciclón juegue su último partido en el país. La gente que pensaba ir a ver a Carlitos terminará despidiendo a Bentancur.

Comentários no Facebook