Fútbol Argentino

Barrios conto lo que mas le impresiono de los hinchas de Boca y la Bombonera que jamas vio en otro lado

“La verdad es que me quedé impresionado con lo que es el hincha de Boca, como apoya. Me di cuenta de que siempre, pase lo que pase, está alentando y como jugador uno lo valora. El esfuerzo que ellos hacen para ir a la cancha hay que tratar de devolvérselos tratando de ganar.

El colombiano es el nuevo jugador del pueblo. “Se identifican por todo lo que doy”, dice. A tal punto llega el amor que unos hinchas hasta le llevaron el templo a la puerta de su casa…

Fue un instante. Un breve y pequeño instante en medio de un partido que ya estaba definido. Iban 28’ del segundo tiempo, Boca goleaba 4-0 a Temperley en casa y quedaba a tiro de la punta. No había tiempo para más. Sólo para que Wilmar Enrique Barrios, negro, chueco, 1,78 metro y con percha de jugador, entrara a comerse la cancha. Vestía la 16, pero se paró de 5 solo y contagió. Enseguida se notó que le gustaba el roce y se hizo sentir. No se guardó nada. Con dos cruces y un pelotazo a la platea media le puso pimienta al partido. Corrió, metió, pegó un par de gritos, otro par de patadas, y el hincha lo ovacionó, lo cobijó, lo pidió antes y después de cada partido hasta que Guille les dio la razón. Pasaron siete meses y la devoción por el volante no mermó. Cuanto menos minutos sumaba, mejor jugador era. Y lo demostró con un regreso a todo trapo ante Newell’s. Se hizo amo, señor y patrón del mediocampo y volvió a enamorar a todos.

Compañeros, dirigentes, cuerpo técnico. Y a la gente, por supuesto. El sábado, la Bombonera se vino abajo por él. Y el domingo se la llevaron a su casa: Matías Lavallén, un hincha que tiene como hobby hacer maquetas de la Bombonera, le regaló una para que guarde de recuerdo y el moreno se emocionó. “Les agradezco a todos lo que me están haciendo vivir”, dijo cuando le entregaron ese regalo tan especial en la puerta de su casa.Discutir por qué Barrios no entró antes al 11 ya no viene al caso. Lo cierto es que Guillermo llegó a incluirlo a tiempo y el equipo fue otro con el pollo de Chicho en cancha. La Bombonera explotó y también explotaron las redes. En todas las encuestas que se hicieron fue elegido como figura contra Newell’s y aparecieron memes de todo tipo celebrando su inclusión, sus quites, que Boca tenga al fin un 5 a la medida de Boca. “La verdad es que me quedé impresionado con lo que es el hincha de Boca, como apoya. Me di cuenta de que siempre, pase lo que pase, está alentando y como jugador uno lo valora. El esfuerzo que ellos hacen para ir a la cancha hay que tratar de devolvérselos tratando de ganar. Creo que la gente se siente identificada conmigo por cómo vuelvo y todo lo que doy. Me llena de confianza para seguir trabajando”, agregó el colombiano.

Barrios vivió un finde distinto. Hospedó por primera vez en Buenos Aires a su abuela Cilia, quien lo crió desde muy pequeño y siguió cada uno de sus pasos en La Candelaria, un barrio humilde y picante de Cartagena, en Colombia. Sus comienzos en Comfenalco, cuando venía jugo congelado en bolsitas plásticas en los colectivos para juntar para el boleto y poder ir a jugar. La siguiente etapa en Ciclones de Cartagena y en la filial de Cali, y finalmente el salto al Tolima, donde fue figura, campeón y empezó a formar parte de las convocatorias de Pekerman.Boca fue su gran sueño y es su desafío. Llegó a mediados del 2016 recomendado por Chicho Serna y recién este año, por las bajas de Gago y Seba Pérez y algunas ausencias de Pablo Pérez, agarró fuerte las oportunidades que le dieron los mellizos. Lo del sábado con NOB fue consagratorio: con 15 partidos, ya está en el corazón de los hinchas.

Ayer Barrios trabajó temprano en el gimnasio y se quedó a ver el entrenamiento de los que no jugaron. Almorzó en el club, dio algunas entrevistas. Pasó más de cinco horas en Casa Amarilla y, cuando salió, aún había gente esperándolo para pedirle autógrafos y fotos. “Respeto mucho al hincha, trato de hacer las cosas bien y trabajar y esforzarme para darle cosas importantes al club”, dijo en ESPN, antes de irse a llevar a su familia al aeropuerto. Es el nuevo jugador del pueblo y ya se ganó la Bombonera. Las dos. La que es en miniatura y también la de verdad.

MAS LEÍDAS

El mejor contenido del Futbol Argentino e Internacional.

Copyright © 2016 Todos los derechos reservados www.lamanodedios.com.ar

To Top