Así formaría la Selección para el partido más dramático de los últimos 30 años

0
180

No falta casi nada. Sólo unas horas. Argentina está ante su partido más dramático de las últimas tres décadas. La posibilidad de no ir al Mundial de Rusia está latente, una situación que el seleccionado nacional no transitaba con tanta fuerza desde la previa de México ‘86. Sólo falta una fecha. Y para colmo, juega de visitante y en la altura de Quito (aunque se espera lluvia y una temperatura de 10 grados, lo que puede beneficiar a Argentina), siempre temible. Por eso, para disminuir los efectos, hizo base en Guayaquil y hoy a la mañana (a las 10.15 de aquí) el plantel viajará hacia la capital ecuatoriana. Con más dudas que certezas, aunque Angel Di María, a pesar de su mal momento, está confirmado y jugará desde el arranque. Argentina necesita un triunfo para asegurarse, de mínima, el repechaje. Y si no gana, dependerá de otros resultados. A todo o nada.

Publicidad

A pesar del torbellino que tiene en su interior, Jorge Sampaoli intentó demostrar tranquilidad a través de sus palabras en la conferencia de prensa que dio en el estadio George Capwell del Emelec, donde el Pelado de Casilda estuvo todo el año 2010 al frente de ese equipo al que sacó subcampeón. Antes, comandó el último entrenamiento previo a la gran “final” de hoy. Y paró un equipo al que le hizo algunos cambios respecto al que había puesto el domingo en Ezeiza antes de viajar.

Hubo dos confirmaciones: 1) Volvió la línea de tres en el fondo. Un dato no menor: los jugadores le manifestaron al DT que están más cómodos defendiendo con cuatro en el fondo; 2) Javier Mascherano será el volante central formando el “doble cinco” junto con Lucas Biglia; 3) Angel Di María será titular. Sampaoli apuesta por Fideo a pesar de que su ayudante Sebastián Beccacece le aconsejaba sacarlo. “Di María es top para Argentina más allá de sus rendimientos actuales. Es un jugador con experiencia y muy valorizado al que no considero no considerarlo (sic), sobre todo en un partido en el que estamos ante una situación límite”, afirmó Sampaoli. La capacidad aeróbica del jugador del PSG para jugar a 2.850 metros del nivel del mar y su entendimiento con Messi, con quien comparte cancha desde los Juegos Olímpicos de Beijing 2008 también fueron factores que se tuvieron en cuenta.

El entrenador de la Selección no rompió la tradición. Una vez más, no confirmó el equipo porque “todavía tengo dudas en algunos lugares”. Una de ellas es en la banda derecha. Emiliano Rigoni cuenta con más chances que Eduardo Salvio. La otra es si juega Papu Gómez o si lo hace Marcos Acuña. Si arranca el ex Racing, Di María se adelantará unos metros para jugar más cerca de Messi. El esquema será 3-4-2-1. Un sistema más ofensivo y que será utilizado desde el arranque para no perder tiempo.

“Probamos una formación antes de venir y otra acá. Tenemos 14 jugadores preparados pero no decidimos aún qué equipo arrancará el momento inicial”, añadió Sampaoli. El otro jugador que había probado había sido Enzo Pérez al lado de Biglia y Mascherano había jugado como líbero.

Finalmente, Mascherano jugará en el medio. Aquí cabe preguntarse: ¿Sampaoli no lo consideraba defensor? De hecho, en las listas de su convocatoria, incluso en esta última, el hombre del Barcelona figuraba en ese puesto. ¿Por qué cambió? ¿Influyó alguna “voz fuerte” que acompaña a la delegación y siempre dijo que Masche debía jugar en el medio? ¿O fue decisiva su buena actuación frente a Perú, donde jugó más adelante de la última línea?

El arquero sigue siendo Sergio Romero. La línea de tres defensores estará conformada, entonces, por Mercado, Fazio (de líbero) y Otamendi. El capitán Lionel Messi tendrá libertad de decisión para ocupar el lugar que sienta conveniente (sería por la franja derecha) y adelante estará nuevamente Darío Benedetto.

El tiempo pasa y la ansiedad aumenta. Falta muy poco. En unas horas Argentina definirá su futuro. Si va a Rusia, si juega repechaje o si se queda sin nada. Todo puede pasar luego de 90 minutos dramáticos.

La última formación que se manejaba sobre el final del lunes era con Romero, Mercado, Fazio, Otamendi; Salvio, Mascherano, Biglia y Acuña; Messi, Di María; y Benedetto.

Durante la noche se especuló con un dibujo 3-5-2 y y el ingreso de Enzo Pérez por Fazio, pero esta es la opción menos probable. Sería: Romero, Mercado, Mascherano, Otamendi; Salvio, Enzo Pérez, Biglia, Di María y Acuña; Messi y Benedetto.

COMPARTIR

Comentários no Facebook