Angelici: “Que el Melli se vaya tranquilo de vacaciones, cuando vuelva algo bueno va a tener”

0
201

“Al Mellizo le dije que se quedara tranquilo. Que se vaya de vacaciones que cuando vuelva algo va a tener”.

No sabía Guillermo Barros Schelotto, cuando se fue de vacaciones a un destino que se enteró sobre la marcha -porque de esas cosas se ocupa su mujer-, cuál era el rival de las semifinales de la Copa Libertadores ni que la posibilidad de que se modifiquen las fechas del TMS para incorporar con total libertad es concreta. Y así, con el objetivo internacional entre ceja y ceja, la elección parece ser un poco más sencilla: ya no tendrá que pensar en buscar sólo jugadores inscriptos en la AFA. Y antes de tomarse unos días para descansar, Daniel Angelici le avisó que a la vuelta tendrá muchas más buenas noticias que la del TMS.

Los nombres que el cuerpo técnico tiene en la cabeza siempre fueron los mismos, con la salvedad de que sin la modificación de la fecha de apertura de los pases internacionales sólo podía incorporar futbolistas provenientes de otras ligas a partir del 18 de julio, cuando las semifinales ya se hubieran disputado. Ahora, una vez que se confirme el visto bueno que le dio la AFA y la FIFA oficialice el cambio de fechas, habrá vía libre…

La búsqueda es en todas las líneas, aunque el reglamento sólo permite cinco cambios en la lista de la Libertadores en la previa de las semifinales (no habrá modificaciones antes de la final). Un lateral, un marcador central, un volante central, volantes por las bandas, extremo y también un número 9. De ahí, las prioridades son Gustavo Gómez, Guido Pizarro y Silvio Romero o Guido Carrillo. Pero ninguna es una negociación sencilla. Es por eso que Angelici le pidió a Guillermo distintas alternativas para cada puesto…

“Si el Mellizo quiere a Gustavo Gómez que vaya él a sentarse a negociar con Russo”, dijo Angelici, medio en broma y medio en serio. “El valor es superior a los 6.000.000 de dólares”, contó Renato Bittar, representante del jugador de Lanús. Y el propio Nicolás Russo había dicho que sólo lo vendería a México o Europa. En medio de la tormenta de nombres, ayer algunos mencionaron al uruguayo Diego Godín, pieza clave del Atlético de Madrid. Y también se habló de Paolo Goltz, del América de México. Uno más difícil que el otro, pero los dos difíciles… Pero lo que está claro es que con la salida de Rolín ahora y la de Fernando Tobio cuando finalice la Libertadores harán falta marcadores centrales aunque regrese Lisandro Magallán (a préstamo en Defensa y Justicia).

Los laterales no son prioridad porque actualmente hay dos por banda, pero la idea es incorporar uno en caso de que Jonathan Silva termine volviéndose a Portugal luego de la Copa. El charrúa Alvaro Pereira, que estuvo hace poco en Estudiantes y hoy en el Getafe, puede ser una opción.

Tampoco es fácil traer a Guido Pizarro, otro ex Lanús, aunque ya hubo un acercamiento. El problema es que en enero renovó el contrato con Tigres de México, es un hombre clave en su equipo y la única salida parece ser la cláusula de rescisión, cercana a los 6.000.000. Pablo Piatti (Valencia), que fue ofrecido, y Fernando Zuqui (Godoy Cruz) son alternativas.

En el ataque, está dicho que los preferidos (y caros) son Romero y Carrillo. Uno está en Jaguares de Chiapas y podría pasar al América en lugar de Darío Benedetto, que pidió irse, sueña con Boca y es buscado por el Cruz Azul. Y el otro avisó hace algunas semanas que no tiene intenciones de dejar el Mónaco. Muy atrás en la consideración aparece Wanchope Abila y los 8.000.000 que pide Huracán. Así, la única posibilidad es que lo compre un grupo empresario y lo acerque a Boca. Walter Bou, con 22 años, es una apuesta, no un jugador que llega para ser titular. “Es un club muy grande y además soy hincha”, avisó el delantero de Gimnasia.

Lautaro Acosta es un punta que le gusta mucho a los Barros Schelotto por la capacidad de desequilibrar y al que consideran preparado para tener una segunda oportunidad en el club, después de su flojo paso en la temporada 2012/13.

Más allá de los nombres, el esquema 4-3-3 sólo podría tocarse en caso de que llegue un 9 importante que haga que valga la pena correr a Tevez, goleador del equipo, a la posición de media punta y así resignar a uno de los extremos. Y eso sólo podría pasar si llega uno de los delanteros de área que son prioridad para el cuerpo técnico. Por lo pronto, Guillermo espera volver con la promesa de Angelici cumplida…

COMPARTIR

comentarios en Facebook