Almeyda esta DOLIDO con Cavegol por un MOTIVO que paso en 2012 y el se arrepintió

0
298

El técnico explicó que desconoce los motivos por los cuales quedó al margen de la lista de invitados para la despedida del Cavegol. Sin embargo, se alegró por la oportunidad que tendrá el Torito de hacer su partido homenaje y explicó: “No debe tener obligaciones con nadie. Ya me he cansado de pedir disculpas por el error que cometí, ya está”.

Publicidad

Fernando Cavenaghi realizará una verdadera fiesta para decirle adiós al fútbol en un estadio Antonio Vespucio Liberti que lucirá repleto de hinchas. El encuentro tendrá lugar el próximo sábado 1° de julio y contará con la presencia de grandes jugadores y exjugadores del Más Grande.

Dos de los ausentes más importantes de la despedida son Matías Almeyda y David Trezeguet. Justamente, el Pelado dialogó con ESPN Radio, programa emitido por FM 107.9, y contó que el goleador no le comentó la razón por la cual quedará al margen en su partido despedida.

ES UN AFORTUNADO DE PODER HACER SU DESPEDIDA EN RIVER. LA GENTE ESTÁ CONTENTA Y ÉL ESTÁ CONTENTO
“No sé por qué no me invitó. Cuando uno hace una fiesta, en este caso sería el retiro de un jugador que lo tiene merecido, uno desea estar con la gente que más quiere. Obviamente es su fiesta y la tiene que disfrutar. No debe tener obligaciones con nadie. Ya me he cansado de pedir disculpas por el error que cometí, pero ya está. Es un afortunado de poder hacer su despedida en River. La gente está contenta y él está contento”, señaló Almeyda.

La historia del entrenador con Cavenaghi y Alejandro Domínguez es conocida: ambos futbolistas se enteraron a través de un programa de televisión que el Pelado no los iba a seguir teniendo en cuenta en River.

EN SU MOMENTO ME EQUIVOQUÉ EN TOMAR ESA DECISIÓN Y COMUNICÁRSELA ANTES A OTROS JUGADORES, ES LO PEOR QUE PUEDE HACER UN ENTRENADOR
Y sí, el técnico de 43 años es consciente que cometió un grave error: “Hace seis años (NdeR: en realidad, ocurrió a mediados de 2012) fue eso y ya pasó. En su momento me equivoqué en tomar esa decisión y comunicársela antes a otros jugadores, es lo peor que puede hacer un entrenador. Por eso pedí disculpas. Pero después le fui fiel a todos los jugadores que dirigí. El objetivo principal era salvar a River y le dimos el alma. Compartimos momentos lindos y tristes, y en definitiva llegamos al objetivo que deseamos”.

Teniendo en cuenta que este domingo La Banda jugará el Superclásico en la Bombonera, Almeyda palpitó el duelo: “Va a ser un partidazo. Siempre hay mucho suspenso hasta el final y será un gran partido. Están llegando al final así que será decisivo. Es difícil decir si hay un favorito, muchas veces lo gana el que llega peor. Estos partidos marcan algo diferente”.

Comentários no Facebook