ALario hablo sobre el bajon del equipo,el exilio de los jugadores y conto una anecdota imperdible con Messi en la final del mundial de clubes

0
274

Lucas Alario dejó en claro la inquietud que existe en Núñez por el exilio masivo de futbolistas. El delantero también habló del bajón colectivo en el juego, de Gallardo y hasta contó una anécdota con Messi en el Mundial de Clubes: “Me saludó por mi nombre y me dijo ¡Hola Lucas! Entré contento a la cancha”.

A Alario le interesaría emigrar a Europa.

La ausencia de refuerzos genera preocupación en todo el mundo River. Y si a esta carencia de nombres nuevos se le suma el exilio masivo de futbolistas, mermando el plantel que supo ser campeón de América, la situación se vuelve más preocupante aún. Justamente a las bajas en el equipo se refirió Lucas Alario, uno de los llamados a emigrar a Europa en un futuro no muy lejano, quien por ahora sigue en Núñez.“Preocupa que se vayan varios jugadores que consiguieron cosas importantes”, expresó el Flaco. A su vez, dio su opinión acerca de lo que significa jugar en el Millonario: “En River hay que cuidarse como en cualquier club grande. Tenés que estar atento en las cosas que hacés y que dejás de hacer. Hay muchas tentaciones y uno tiene que estar convencido para que su idea no se confunda”. También destacó que “tuve suerte de llegar al club en un momento importante de su historia”, haciendo referencia a su arribo en la etapa final de la conquista de la Libertadores 2015.

El nacido en Tostado, provincia de Santa Fe, hizo un balance del bajón en el rendimiento colectivo que se produjo a partir de la segunda mitad del año pasado. “Después de la Copa, es un relajo inconsciente, hubo varios lesionados…Sabíamos que no veníamos ni terminamos jugando bien”, sostuvo, en diálogo con Super Deportivo Radio. Otro tema que entró en las declaraciones fue el de Marcelo Gallardo, DT de La Banda, quien recibió los elogios del Pipa: “Gallardo siempre saca lo mejor de uno, siempre te hace exigir. Yo estaré agradecido porque él me pidió y me fue a buscar. En cada partido trato de retribuirle toda la confianza que siempre tuvo en mí”.

Alario recordó con emoción lo que significó jugar la final del Mundial de Clubes con el Barcelona (terminó 0-3 para los catalanes). “Jugar con el Barcelona fue inolvidable. Todos teníamos la ilusión de quedarnos con el título”, afirmó, al tiempo que confesó que “no era imposible ganarles, yo no creo en imposibles”. Por último, contó una anécdota con el mejor jugador del mundo, durante aquel partido: “Lo más loco es que Messi me saludó por mi nombre y me dijo ¡Hola Lucas! Entré contento a la cancha”.

COMPARTIR

comentarios en Facebook