Ahora llega el cuarto DT en la era Angelici. Repasa las estadísticas de Bianchi,Falcioni y El Vasco

0
219

Falcioni, Bianchi y ahora Arruabarrena son los DT del ciclo Angelici, que generalmente decidió más por la gente que por convicción. Siempre le gustó Guillermo…

Publicidad

El que bajó el martillo fue Angelici, sobre la salida de Arruabarrena. Ni los títulos le dieron margen al Vasco, que fue el tercer entrenador bajo el mandato del presidente, relecto en diciembre. Ahora, ¿cómo se fueron los distintos entrenadores? A repasar…

Julio César Falcioni: a punto estuvo de ser campeón de la Libertadores, armando un equipo sólido y compacto. Perdió la Libertadores, se quedó sin Riquelme por su mala relación (y también la del presidente) y, al primer campeonato fljo, no le renovó en diciembre de ese año. La Bombonera metió presión en ese momento pidiendo por Bianchi y Angelici, aunque le gustaba el Emperador, terminó inclinándose por el pedido de los hinchas. JC dejó Boca tras 99 partidos: 43 ganados, 39 empatados, 19 perdidos (57% de efectividad).

Carlos Bianchi: el prócer de Boca volvió después de limar asperezas con la dirigencia, cuyo padre espiritual era Macri. Le costó pese a su pasado exitoso, mostró algo en la Libertadores (eliminado en cuartos de final por Newell’s) y en el torneo doméstico le fue muy mal, con goleadas históricas como San Martín de San Juan. Contra las cuerdas, le pidió un partido más a Angelici, pero Macri desde afuera influenció para el cambio sin contemplaciones. Y el Virrey devorado por los resultados… La gente no se opuso a la salida. El tercer ciclo del Virrey tuvo 74 partidos, con 26 ganados, 22 empatados y 22 perdidos (45% de efectividad).

Rodolfo Arruabarrena: se apostó por un hombre del riñón del club, querido por la gente. Comenzó en septiembre de 2014 y su verdadero ciclo comenzó al año siguiente. Venía con casi 100% en la Libertadores y se topó con River y el Panadero, que lo marcó para siempre, encima después de haber sido eliminado en la Sudamericana. Sin jugar bien fue campeón del torneo más largo y después se llevó con justicia la Copa Argentina, más allá de los horrores a favor de Ceballos en la final con Central. Angelici le renovó en su momento más por gratitud que por convencimiento, porque veía que el equipo no estaba consolidado pese a los triunfos. Toda la nafta la consumió en menos de dos meses, increíble: goleada en contra de arranque vs. Racing, un superclásico con histeria y derrota vs. River, más caídas, sin goles a favor, equipo desconcertado por momentos. Estaba out luego del 0—1 contra Atlético de Tucumán, se levantó pero estaba atado con alambres. Y otra derrota, sumado al mal juego, lo terminó despidiendo. La gente no lo cuestionó públicamente en la Bombonera, aunque tampoco hubo gran respaldo. El Vasco fue el técnico más exitoso del ciclo Angelici: 74 partidos con 47 victorias, 12 empates y 15 derrotas (69% de efectividad).

Comentários no Facebook