A rezar y pedir a dios: Los durísimos partidos que se le vienen a Argentina y cómo quedó el escenario

0
142
Messi y Pastore

El equipo de Sampaoli se tendrá que jugar la chance en las dos fechas finales y sin margen de error.

Publicidad

 

Argentina complicó aún más sus chances de clasificar al Mundial de Rusia 2018. El empate con Venezuela le aguó la posibilidad de meterse en los cuatro primeros puestos y otra vez, a dos fechas del final, sigue en zona de repechaje. Las dos fechas que quedan serán determinantes para la Selección, que está en una zona de extremo peligro.

Con la igualdad, el equipo de Jorge Sampaoli llegó a los 24 puntos y aunque superó a Chile, que perdió con Bolivia en La Paz, fue sobrepasado por Perú, que dio el golpe en Quito y se metió en zona de clasificación. Ocurre que ahora los dirigidos por Ricardo Gareca tienen la misma cantidad de puntos que la Selección e incluso la misma diferencia de gol, pero cuentan con más tantos a favor: 26 contra 16. Los chilenos, que ahora están sextos, suman 23 unidades, pero con 0 en el balance de goles.

Para Argentina y Perú se viene una final que puede valer un Mundial. En octubre, el Monumental recibirá al conjunto del Tigre y una victoria será fundamental si quiere meterse en Rusia. Luego, la albiceleste visitará a Ecuador (23), que puede llegar a ese partido como rival directo o como equipo eliminado. Los peruanos en la última recibirá a Colombia.

Chile, por su parte, tendrán que recibir a ecuatorianos y luego será visitante de la temible Brasil (37). Un panorama no demasiado favorable.

Un escalón por encima de Argentina, Perú y Chile, están justamente Colombia (26) y Uruguay (27), algo más relajados. Los de Pekerman sumaron contra Brasil y ahora tendrán que medirse con Paraguay (21), que perdió una buena chance de local. Luego visitarán a Perú. Los uruguayos, que ganaron a Uruguay, ya tienen un pie adentro. Además ahora deben enfrentar a Venezuela y Bolivia, los dos peores de las Eliminatorias.

Argentina tendrá ahora un mes para replantearse las cosas y para preparar dos compromisos clave. Será la última chance: la de entrar al Mundial o la de redondear un papelón gigantesco.

Comentários no Facebook